BORNEO SALVAJE: ORANGUTANES Y NAVEGACIÓN POR LA SELVA Días 1 a 5

Comenzaremos nuestra aventura en Pangkalan bun, Borneo, más específicamente en el puerto de Kumai donde embarcaremos en la barca tradicional de madera llamada klotok para navegar el río Sekonyer y empezar una aventura de tres días donde podremos disfrutar de la naturaleza en estado puro: orangutanes, aves, monos narigudos, noches bajo las estrellas y amaneceres espectaculares bajo los sonidos de la selva, mientras disfrutamos de los deliciosos desayunos que nos preparará nuestro cocinero para empezar a saborear y disfrutar la cocina del lugar.


Nuestra primera parada será Tanjung Harapan donde tendremos nuestro primer encuentro con los orangutanes: tendremos la oportunidad de mirarlos a los ojos y comprobar si es cierto o no lo que dijo la doctora Galdikas sobre que mirar a los ojos de un orangután es como mirar a los ojos de Dios. Lo que sí que es cierto es que esa mirada se nos quedará clavada de por vida y será una experiencia muy emotiva. Ese mismo atardecer ya podremos comprobar cómo los monos narigudos asumen el papel principal, sorprendiéndonos con sus acrobacias de árbol en árbol mientras otros nos regalarán para nuestros oídos sus gritos tan particulares.

En nuestras próximas paradas, Pondo Tanggui y Camp Leaky podremos andar y disfrutar de la naturaleza por un sendero, donde además podremos ver el proceso de alimentación de estos animales tan parecidos a nosotros y tan fascinantes. Este atardecer no se quedará corto y podremos disfrutar del espectáculo de las luciérnagas alumbrando las orillas del río mientras con los sonidos de la naturaleza nos vamos quedando dormidos para soñar con estas increíbles experiencias vividas en estos días. 


LA CALDERA DEL VOLCÁN Días 6 a 10

Volaremos hasta el centro de Indonesia, la isla de Java, específicamente a Surabaya donde nos lanzaremos de expedición a conquistar el volcán Bromo. Una de las imágenes más sobrecogedoras de este viaje será contemplar el amanecer sobre el parque nacional de Bromo-Tengger-Semeru, donde el sol va tiñendo poco a poco las faldas del volcán con diversas tonalidades de rojos mientras abajo en el valle, la bruma de la selva permanece todavía en penumbra.

Podremos ascender hasta la boca del volcán y contemplar las fumarolas y la lava en su caldera. Tras Bromo emprenderemos nuestra aventura dirección al sol para cruzar a la isla de Bali. Bali es famosa por sus arrozales, espíritu relajado y cuidado entorno, y aquí podremos reponer fuerzas antes de lanzarnos de nuevo a continuar nuestra aventura por la isla de Flores.




FLORES Y KOMODO, LA INDONESIA MÁS AUTÉNTICA Días 11 a 20

Desde Denpasar tomaremos un vuelo a Maumere, en la Isla de Flores. Tras disfrutar de sus playas, tomaremos fuerzas para ascender al volcán Kelimutu. Los más aguerridos podrán comenzar la ascensión directamente desde la población de Moni, y los menos avanzar hasta el parking y comenzar la caminata desde allí. Lo que es seguro es que la visión del cráter y sus lagos de color cambiante nos dejarán sin aliento, y no la subida. Y tras disfrutar de las diferentes luces del amanecer, toca relajarnos, así que ponemos rumbo a la playa Nanga Panda para en esta ocasión alucinar con la belleza del entorno y las piedras color turquesa que tanto llaman la atención y que decoran tantos jardines de todo el mundo.

Pero hemos venido a Flores para descubrir una Indonesia más salvaje, así que ya es hora de mezclarnos aún más con la gente local. Visitaremos las aldeas tradicionales de la etnia Ngada, en los alrededores de Bajawa, para al día siguiente realizar una excursión de 4 horas hasta alcanzar la aldea de Waerebo, donde podremos conocer las casas tradicionales Manggarai emplazadas a 1000 metros sobre el nivel del mar y acomodarnos en una de ellas para pasar la noche.

Al día siguiente llegamos a Labuan Bajo, la ciudad más importante de la costa oeste de la isla de Flores, que no deja de ser una pequeña aldea de pescadores, tomaremos un pequeño barquito de pescadores durante 3 días para explorar las islas del mar de Flores, principalmente Komodo y Rinca, famosas por albergar al raro Dragón de Komodo, el mayor lagarto del mundo, que llegan a medir de 2 a 3 metros de longitud y pesar más de 70 kilos.

Combinaremos las excursiones en tierra firme por el parque nacional para descubrir a estos enormes reptiles con la apacible navegación por esta bella zona de Indonesia. Dormiremos en la cubierta del barco, mientras nuestra tripulación nos deleitará con deliciosas comidas locales y suculentos zumos de frutas. En nuestros ratos en el barco podremos dejarnos remolcar por el barco haciendo snorkel y contemplando la enorme vida marina que tienes estas límpidas aguas. ¡No será raro que alguna manta raya juguetona se ponga a nadar al lado tuyo!

Tomaremos un vuelo a Denpasar para poner rumbo a casa, todavía con las emociones, vivencias, aventuras y experiencias recientes que nos dejarán muy buen sabor de boca cada vez que recordemos este viaje.