Nuestro viaje de aventura a Indonesia en familia

Combinaremos aventuras al aire libre con delicias culturales que a los niños les encantará, como por ejemplo la danza balinesa Barong en el palacio de Ubud, que nos hará sentir que estamos dentro de un videojuego de Tomb Raider, con sus antorchas de fuego, monos, monstruos, brujas y mucho más, o un curso de cocina o de masaje en familia, o quizás una divertida clase de yoga.


Nuestros jóvenes exploradores necesitarán sarongs para ir a los templos. Será divertido darles 100.000 RP en un mercado tradicional y dejarlos sueltos. Los vendedores estarán encantados cuando los niños traten de negociar y montar el combo más colorido (y nada es demasiado escandaloso para un templo balinés). Templos de lo más divertido. Goa Gajah (Cueva del Elefante) tiene una caverna profunda donde viven ermitaños y en el que se entra a través de la boca de un monstruo. Pura Luhur Batukau se encuentra en una densa selva con un lago y un arroyo. Y el hermoso Ulu Watu con sus monos.

Fotos de postal, escuelas de surf o volar cometas. Niños de todas las edades y no tan niños disfrutarán como nunca. Jugaremos en playas de arena blanca y aguas tranquilas y turquesa, bucearemos y haremos snorkel. ¿Algo diferente? qué tal caminar a través de los campos de arroz… Pocos podrían resistirse a llenarse de barro en zonas llenas de patos, ranas y otras criaturas divertidas.

¿Animales? ¿Que tal el Santuario Sagrado del Bosque de Monos de Ubud o el Parque de las Aves de Bali? Sin olvidarnos de los delfines que buscaremos hasta encontrar en nuestra aventura en barco. Quizás también tenemos suerte y vemos alguna ballena, y como no, millones de peces de colores que nunca habías imaginado que existían. ¿Quién se apunta a ver tortugas marinas? Y por supuesto,  los dragones de Komodo, esos seres que llegaron a dos pequeñas islas hace más de 4 millones de años y ahí siguen como si aun estuviéramos en época de dinosaurios.


NAVEGANDO ENTRE ISLAS Y ANIMALES PREHISTÓRICOS Días 1 al 5

¡Bienvenidos a la magia de Indonesia! La primera noche la pasaremos en Bali, donde descansaremos después del vuelo.  Al día siguiente hay que tomar un vuelo muy cortito hasta Labuan Bajo, en la isla de Flores, desde donde seguimos nuestro viaje rumbo a las legendarias islas de Komodo y Rinca. Tomaremos un barquito durante 3 días y 2 noches para explorar las islas del mar de Flores, famosas por albergar al raro Dragón de Komodo, el mayor lagarto del mundo, que llegan a medir de 2 a 3 metros de longitud y pesar más de 70 kilos.

Combinaremos las excursiones en tierra firme por el parque nacional para descubrir a estos enormes reptiles con la apacible navegación por esta bella zona de Indonesia. Dormiremos en el barco, mientras nuestra tripulación nos deleitará con deliciosas comidas locales y suculentos zumos de frutas. Los submarinistas podrán disfrutar de un día más de inmersión en estas aguas, famosas por sus fondos marinos, mientras el resto puede dejarse remolcar o hacer snorkel contemplando la enorme vida marina que tienes estas límpidas aguas. ¡No será raro ver juguetones delfines saltando o incluso alguna ballena mientras navegamos en nuestro barco privado! Al acabar la travesía, desde Labuan Bajo regresaremos a Bali.


TEMPLOS, ARROZALES Y PARAÍSOS TROPICALES Días 6 al 10

¡Empieza nuestro tramo de Bali, la isla de los dioses. Esta isla es tan rica en lugares de interés como experiencias. Podríamos pasar toda una vida en ella y apenas rozar su superficie. Nos dirigiremos al corazón de la isla, Munduk, donde haremos un suave trekking hasta llegar a las cataratas famosas en esta selva, pasando por plantaciones de distintos cultivos y viendo la vida de aldea local.

Al día siguiente nos espera un gran día. Empezaremos el día en Bali Treetop Adventure Park. Luego, nos recogerán para llevarnos a ver el templo Pura Taman Ayun, a Pura Ulun Danau Bratan, el templo más pintoresco en la isla y a los imprescindibles arrozales de Jatiluwih considerados Patrimonio de la Humanidad.

Al final del día nos dejarán en el mágico, espiritual y pintoresco Ubud que durante los próximos días se convertirá en nuestro centro base para realizar diferentes actividades de naturaleza. Desde la ciudad de los artistas y artesanos visitaremos algunos de los templos más interesantes de Bali como Besakih que está en la ladera del volcán Agung, y es la madre de los templos y el lugar más sagrado de la isla. Paisajes de arrozales de postal, mercados locales, cursos de cocina, masajes, Santuario Sagrado del Bosque de Monos, terapias alternativas, paseos en bicicleta, clases de yoga, ver un espectáculo de baile tradicional cerca del palacio y … ¡todo lo que desees hacer en el paraíso!


EL PARAÍSO NO ACABA EN BALI Días 11 al 21

Dejaremos Ubud y nos desplazaremos hasta Padang Bai, donde nos despediremos de Bali y tomaremos un barco hasta las paradisíacas Gili islands.

En este paraíso situado entre las islas de Bali y Lombok podremos disfrutar de unos días recorriendo su playas de arena blanca o nadando entre tortugas, peces de colores y corales. Sus aguas cristalinas y tranquilas te enamorarán y si te apetece, podrás navegar en kayak o poner a prueba tu equilibrio y concentración haciendo SUP. Snorkeling o surf son otras de las tantas actividades acuáticas que ofrece nuestra visita a las Gili.

Aquí es donde los que quieran, podrán obtener su titulación de buceo, ya que cuenta con escuelas consideradas de las mejores del mundo. Los niños podrán hacer el Bubblemaker a partir de los 8 años ¡y recibir su certificado! Mientras unos hacen el curso, los que no lo hagan tendrán muchas opciones como pasear por sus calles de arena sin coches a motor, recorrer la isla en bicicleta o caballo o tomarte un barco y visitar las islas vecinas. Cada día podremos jugar en la playa con Lombok y su volcán Rinjani como telón de fondo, tumbarnos en una hamaca a contar cocos, disfrutar de un paseo viendo caer el sol y con el volcán Gurung Agung (Bali) como escenario del crepúsculo…

Mercados nocturnos callejeros, conciertos de bandas locales, comida sana, masajes escuchando las olas del mar o simplemente disfrutar de las increíbles vistas entre palmeras, azules y volcanes que rodean este paraíso, un lugar en el que convive una animada vida de playa con rincones de paz y tranquilidad.

Después de tanto relax en el paraíso, regresaremos a Bali y nos desplazamos un par de días a Canguu, una zona que está muy de moda y que nos ofrece una visión diferente de Bali. Y para los más atrevidos, podremos aprender a hacer surf o simplemente contemplar a los que ya saben y vienen de todas partes del mundo a surfear las olas balinesas. Aprovecharemos también para hacer nuestras últimas compras.

El último día de nuestro viaje lo reservaremos para Uluwatu y pasarlo en alguna de sus tranquilas playas de arena blanca y aguas turquesa, probablemente las mejores de Bali. Aquí también está uno de los templos más venerados e importantes de la isla, donde iremos a ver la última puesta de sol antes de poner fin a este increíble e inolvidable viaje, ya que esta tarde tenemos el vuelo de regreso a España. ¿Te vienes con nosotros?