Importante: ¿Qué son los viajes Activos PASO NOROESTE?
Los viajes ACTIVOS de Paso Noroeste van un paso más allá de los viajes de aventura tradicionales. Incluimos un añadido de actividades deportivas opcionales -tú decides si hacerlas o no- de modo que aprovechamos lo que nos ofrece el país para añadir un plus de salud, descanso y cuidado del cuerpo y la mente.
Los coordinadores de estos viajes están formados en actividad física y nutrición y disponen de un 'menú' de actividades para ofrecer al viajero de modo que el viaje sea más activo y muy divertido. Visitamos el país con la filosofía de Paso Noroeste y volvemos más sanos de lo que nos fuimos.
Y lo mejor de todo es que no necesitamos estar en plena forma para realizar un viaje Activo de PASO NOROESTE. Sin embargo, sí será necesario tener una forma física mínima para poder realizar las caminatas por la selva o, al menos poder montar en bici mientras se visita una ciudad.
 

EXPLORANDO BANGKOK Días 1 a 3

Bangkok, la gran capital del sudeste asiático, es un caos de rascacielos, tuk-tuks, estrechos callejones y comercios de lo más variopinto. Aprovecharemos unos días en la capital para visitar el Gran Palacio, el Wat Pho y los cientos de estupas (wats) y templos diseminados por Bangkok paseando por la ciudad y deleitándonos con la deliciosa y saludable comida Thai que con la cantidad de verduras y frutas que ofrece nos dará ideas para comer bien y sano cuando volvamos a casa. Por supuesto, también saldremos a conocer Khao San Road, la zona de fiesta y punto de encuentro de todos los mochileros de Asia.

Bangkok es un amasijo interminable de tiendas y mercadillos. En cualquier esquina hay un comercio o un puesto ambulante, pero toda esa amalgama se concentra en los mercados de Chinatown o Chatuchak, con casi 9.000 puestos de venta donde podremos pasear entre sus callejuelas, contemplar las más variopintas mercancías o comprar recuerdos para llevar a nuestros familiares y amigos.

En el parque Lhumpini, idílico oasis de tranquilidad en medio de la gran ciudad, saldremos a correr con los cientos de tailandeses y extranjeros que corren de forma extremadamente ordenada en las calles preparadas para ello. Si tenemos suerte, ¡quizá veamos varanos acuáticos durante nuestra carrera!  Y tras el ejercicio, no podemos desaprovechar la oportunidad de relajar nuestros músculos, ya que Tailandia es uno de los paraísos del masaje, por lo que disfrutaremos de una buena dosis de relax tras el ejercicio.



RECORRIENDO LOS TEMPLOS Días 4 a 9

Salimos de Bangkok y llegamos a Ayutthaya, donde aún combaten al tiempo y al progreso las ruinas de la antigua capital del imperio de Siam, hoy consideradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Nos desplazaremos en bicicleta para recorrer los templos y aprovecharemos para hacer estupendas fotos mientras respiramos historia y cultura.

Más al norte queda Sukhotai, cuna y origen del alfabeto Thai y antigua capital del primer reino Thai durante los siglos XIII y XIV donde se podrá contemplar los orígenes de la arquitectura tailandesa. La mejor manera de recorrer los templos será a través de una carrera de orientación que el coordinador nos preparará para realizarla en equipo. Es una forma de culturizarnos de forma original y divertida.

Y para acabar esta parte del viaje, visitamos la segunda ciudad más importante de Tailandia, Chiang Mai, conocida como la Rosa del Norte y rodeada de jungla y con varios parques nacionales en las cercanías. Desde aquí realizaremos excursiones por la selva, conociendo aldeas indígenas, durmiendo en la jungla, probando la cocina del norte o navegando el río en un divertido descenso en canoas de bambú. Con las emociones aún a flor de piel y tras un masaje reparador tras tanto ejercicio, cambiaremos la selva por la playa y cogeremos un vuelo al sur.


LAS PARADISÍACAS PLAYAS DEL SUR Días 11 a 17

Tras bajar del avión y coger un barco o una furgoneta llegamos a la parte más bondadosa del viaje: playas de fina arena blanca, palmeras y baños en aguas color azul turquesa, rodeados de rocas que emergen de las aguas donde se puede bucear entre peces de miles de colores. Y si lo tuyo son las alturas, podremos escalar en Krabi, paraíso de la escalada deportiva.

Dormir en bungalows a la orilla del mar, leer en una hamaca bajo unos cocoteros con la mirada perdida en playas de arena blanca, sumergirte en mares de aguas templadas, hacer esnórquel o submarinismo en los espectaculares arrecifes de coral, disfrutar de las impresionantes puestas de sol en estas playas de postal, salir a correr por ellas o competir en unas olimpiadas, comer delicioso pescado en sus baratísimos restaurantes o explorar las aldeas de pescadores, es la guinda perfecta a este magnífico viaje por el sudeste asiático.

Desde las provincias del sur emprenderemos el vuelo de regreso a casa.


¿ESTOS VIAJES SON PARA MÍ?

Para que tengas una idea aproximada sobre cómo son estos viajes y que no te dé "miedo" apuntarte, aquí os dejamos un ejemplo de lo que pueden ser las actividades que se realizarán cada día:
Día 1. Llegada a Bangkok. Descanso.
Día 2. Visita a Bangkok. Actividadades en el hotel: ejercicios, relajación o estiramientos.
Día 3. Visita a Bangkok. Correr por el parque Lhumpini.
Día 4. Ayuthaya. Actividad física en el hostal.
Día 5. Ayuthaya. Bicicleta visitando la ciudad y los templos.
Día 6. Shukothai. Juego de orientación visitando los templos.
Día 7. Chiang Mai. Actividadades en el hotel: ejercicios, relajación o estiramientos.
Día 8. Chiang Mai. Senderismo.
Día 9. Chiang Mai. Senderismo.
Día 10. Chiang Mai. Tirolina.
Día 11. Krabi. Yoga/Masaje.
Día 12. Krabi. Buceo/Escalada.
Día 13. Krabi. Esnórquel.
Día 14. Krabi. Olimpiadas en la playa.
Día 15. Phuket. Descanso o estiramientos y/o relajación en el hostal. 
Día 16. Regreso a casa