Nuestro viaje de aventura a Tailandia en familia

¿Estás buscando un destino exótico para viajar con los niños? Tailandia es el destino más family welcome del Sudeste Asiático. Iremos a playas de arena blanca y aguas turquesa, selvas, montañas, una cultura vibrante, rica comida, templos dorados, coloridos mercados, veremos monos, nos bañaremos con elefantes en el río… hay algo para cada rango de edad y todos los gustos. Es conocida como el país de las sonrisas, por la amabilidad de sus gentes. La Tailandia que vamos a descubrir, es perfecta para viajar con los más pequeños: por el clima, la seguridad y esa devoción que sienten los tailandeses hacia los niños. Las atracciones de animales abundan en Tailandia. Además tiene excelentes infraestructuras como sanidad y transportes, algunos de estos serán una novedad para los más pequeños y super divertidos. A los niños les encantan los viajes en tren durante la noche, en los que se pueden asignar las literas más bajas con vistas a las estaciones. Las lanchas rápidas son otro favorito, y como no, los famosos y divertidos tuk-tuks. Los templos son un sitio donde los niños se entretienen más de lo imaginado. La subida a templos en montañas, contar monos trepando, las varitas de incienso ardiendo, la reverencia delante del Buda, tocar las láminas de oro de la imagen central… es un proceso muy activo en el que involucrar a los niños es muy divertido. En definitiva, será un éxito de viaje difícil de olvidar, tanto para niños como para adultos. 



BANGKOK, LA CAPITAL DEL REINO DE SIAM Y CAMPAMENTO DE ELEFANTES Días 1 al 8

Bangkok, la gran capital del sudeste asiático, repleto de rascacielos, tuk-tuks, estrechos callejones y comercios de los más variopinto.  Aprovecharemos unos días en la capital para visitar el Gran Palacio y el templo Wat Pho. ¡Aprender el pasado de esta ciudad a través de sus templos seguro les fascinará!. Navegar por el Chao Phraya y sus canales hará que pases un día diferente y muy divertido observando cómo era y sigue siendo la vida en esta ciudad, además de degustar la deliciosa cocina Thai.
 
Y si eres de los que te gusta llevarte algún recuerdo a casa, no perderemos la oportunidad de pasear por los mercados de Damnoen Saduak y Maeklong.
 
Visitaremos Kanchanaburi, zona característica por su vegetación frondosa y por albergar las cascadas del Parque Nacional de Erawan, las más bonitas de Tailandia, así que no puede faltar una excursión a este paraje de piscinas naturales. Kanchanaburi también es famoso por ser el lugar en el que está el famoso Puente sobre el Rio Kwai. Pasearemos por este impresionante puente, y visitaremos algunos de los interesantes museos que nos contaran la historia que se vivió aquí en la 2ª Guerra Mundial. Podremos hacer un tramo del recorrido del famoso tren que pasa por ahí.
 
Visitaremos un santuario de elefantes donde los pasearemos por la selva, los bañaremos en el río, cosecharemos y cocinaremos sus alimentos y les daremos de comer. Aprenderemos acerca de su situación y muchas cosas que seguro no sabéis. Y para aprovechar al máximo la experiencia de interactuar con ellos, dormiremos una noche aquí para pasar otro día más con nuestros grandes amigos paquidermos.


TEMPLOS, SELVAS, CASCADAS Y TRIBUS Días 9 al 16

De camino hacia el norte del país y atravesando pequeñas aldeas y arrozales iremos a Ayutthaya donde visitaremos las ruinas de la antigua capital del imperio de Siam, hoy consideradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Viajaremos a Chiang Mai, donde hay algunos de los mejores templos budistas del país. Desde aquí realizaremos una excursión por la selva, conociendo aldeas indígenas. Enriqueceremos a nuestros hijos exponiéndolos a una nueva cultura.Pasearemos en bici por la ciudad. Aprovecharemos para hacer un curso de cocina o de masaje tailandés. ¡A los más atrevidos les encantará el día de tirolinas que les tenemos preparado!También tendremos la oportunidad de hacer actividades al aire libre – trekking, subir por cascadas, rafting en balsas de bambú. Podremos pasear por un mercado nocturno para encontrar todo tipo de curiosidades. Será de interés y máxima diversión para los niños y los no tan niños.

Desde Chiang Mai cogeremos un vuelo que nos acerque a las playas del sur, para continuar con la parte más relajada del viaje.


ISLAS PARADISIACAS Y PECES MULTICOLOR Días 17 al 23

Pasaremos algunos días en las islas Koh Phangan o Koh Tao, donde mares turquesa, transparentes, cálidos y poco profundos son perfectos para nuestros pequeños nadadores y las mareas bajas de la tarde son ideales para pasar la tarde jugando en la blanca arena. Disfrutaremos también de la selva interior, pasearemos en kayak por los manglares y visitaremos la cascada Phaeng o las aldeas de pescadores.Los niños mayores pueden hacer un curso de buceo en uno de los mejores lugares para aprender por el entorno y por precio. Allí se encuentra una de las mejores academias de submarinismo certificada de habla española y podrán obtener su primera titulación sin preocuparte y los más pequeños hacer snorkel y ver un montón de peces de miles de colores. Y como no, podremos relajarnos leyendo un libro bajo una palmera y comer el mejor pescado y marisco fresco al mejor precio o disfrutar de esas impresionantes puestas de sol.

Ya por último nos toca decir adiós a este maravilloso país y nuevos amigos los cuales estamos seguros seguiréis manteniendo el resto de vuestras vidas, al igual que los recuerdos que habréis acumulado en este viaje.