LA CIUDAD PERDIDA Días 1 a 4

Empezamos el viaje llegandor a Siem Reap desde donde visitaremos Angkor, la antigua capital del imperio Khmer. Durante un par de días aprovecharemos para recorrer este complejo de templos y palacios. Nos sentiremos cual Lara Croft en Tomb Raider descubriendo templos y edificios devorados por la selva tal como fueron redescubiertos hace ya 150 años. El conjunto arquitectónico de Angkor ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Con una extensión de casi 200 km2 refleja todo el esplendor del desaparecido Imperio Khmer, que rigió en gran parte del sudeste asiático entre los siglos IX y XIII en que la ciudad fue saqueada por los siameses y abandonada al avance de la selva que la rodeaba, donde se perdió durante siglos, hasta que fue redescubierta en el año 1860. El conjunto con más de 100 templos es famoso especialmente por los grupos de templos de Angkor Thom, Ta Prom y Angkor Wat, así como la Terraza de los Elefantes, llamada así por los relieves de estos animales que lleva en su base. Se supone que se usaba como lugar ceremonial, donde se asomaban los reyes en el momento de las celebraciones de grandes victorias.


RECORRIENDO VIETNAM Días 5 a 7

Desde Siem Riep cogeremos un vuelo hasta Da Nang para visitar a Hoi An, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad y quizá la ciudad con más encanto de todo Vietnam. Repleta de templos, pagodas, museos y hasta puentes cubiertos, siempre es una delicia pasear por sus calles peatonales, pero aún nos quedarán más actividades como paseos en barca, cursos de cocina vietnamita, hacernos un traje o vestido a medida o simplemente disfrutar un tranquilo día en la playa.

Un poco más al norte se encuentra la ciudad de Hué, que alberga una impresionante ciudadela de hace más de 200 años a orillas del río del Perfume. 


DISFRUTANDO DEL NORTE DE VIETNAM Días 8 a 13

Un largo viaje nos separa de Hanoi, final de nuestro viaje, pero ¡aún nos quedan lo mejor! Nos desplazaremos hasta la montañosa zona de Bac Ha o Sapa, a escasos kilómetros de la frontera con China, donde entre arrozales y colinas podremos descubrir a las tribus de las montañas en estos idílicos paisajes montañosos.

Y como colofón final a este precioso viaje, antes de contemplar el famoso templo de la literatura y gastarnos los últimos “dongs” en los mercadillos del bullicioso barrio antiguo de Hanoi, navegaremos por una de las mayores maravillas naturales del mundo: La bahía de Halong, un laberinto de islotes de piedra caliza cubiertos de vegetación esparcidos por un mar de aguas verde esmeralda a bordo de una embarcación tradicional, que nos ayudará para mantener para siempre en la retina este inolvidable viaje de por Vietnam.