Hablar de México como destino turístico es perderse entre la enorme oferta cultural, paisajística, gastronómica y humana que ofrece, hay muchos pueblos de México que descubrir. Pero, si se quiere descubrir la verdadera naturaleza de este pueblo sin igual, de su idiosincrasia y amabilidad, entonces, lo más aconsejable es llevar a cabo la ruta que el gobierno federal ha denominado de Los Pueblos Mágicos.

El problema que tiene esta ruta es la dificultad que entraña visitar los 132 pueblos que han conseguido esa categoría.  Para aquel que no lo sepa, la distinción de Pueblo Mágico solo la consiguen aquellas comunidades que, a pesar del paso del tiempo, han sabido mantener tanto sus tradiciones, como la arquitectura original, su historia y, sobre todo, su cultura. Además, debe ser trascendente para la historia general del país.

Es decir, visitar un pueblo mágico significa entrar en un lugar con una simbología importante, con grandes leyendas, cuya presencia ha sido fundamental para enaltecer la identidad nacional a lo largo y ancho de todo el territorio. El visitante tendrá la oportunidad de formar parte de una magia trascendental, conectando con las raíces y costumbres más arraigadas, que incluye el descubrimiento y conocimiento de civilizaciones milenarias, disfrutando, además, de un entorno natural privilegiado.

Pero, como decimos, con seguridad tendremos que elegir entre unos cuantos pueblos de México con esta categoría, ya que se hace bastante complicado visitarlos todos, al menos de una sola vez. Estos son, en cualquier caso, los 10 Pueblos Mágicos que, por un motivo u otro, despiertan interés en el turismo internacional.

Pueblos de México mágicos

Toma nota de los pueblos de México que no te debes perder en tu visita al país y con Paso Noroeste y sus viajes de aventura podrás hacerlo acompañado de los mejores. 

1. Orizaba, en Vera Cruz

La mezcla entre la fantasía tropical en un entorno arquitectónico europeo hace que esta localidad encabece el ranking de los pueblos mágicos de México más bonitos e interesantes para una buena cantidad de turistas. Subido al tercer teleférico más largo de la República, se podrá alcanzar el pico más alto de todo México y obtener una fabulosa vista de Orizaba y de las majestuosas montañas que la enmarcan.

Paseando por sus calles, podremos sorprendernos con El Palacio de Hierro, un edificio Art Nouveau construido en metal y diseñado por el mismísimo Gustave Eiffel. En su interior nos espera el Museo de la Cerveza, Museo del Valle de Orizab y la Biblioteca Pública y, en el exterior, unos frescos y elegantes jardines.

2. Campeche, en Yucatán

Capital y ciudad más poblada de todo el estado, es uno de los lugares más seguros de todo México, ideal para ver con tranquilidad zonas naturales y arqueológicas protegidas (ruinas mayas). Es una ciudad fortificada Patrimonio de la Humanidad, está amurallada con el objetivo de protegerse de los ataques piratas. Pasear por sus coloridas calles es un placer para los sentidos, y aprovechar para visitar lugares tan emblemáticos como la Catedral de Nuestra señora de la Purísima Concepción, el Museo de arte sacro, los Portales de la Revolución, la Plaza de la Independencia o el centro cultural Casa nº6.

3. Bacalar, en Cancún

Conocida con el sobrenombre de las Maldivas de México, es un lugar consagrado al descanso y al turismo, no en vano aquí se encuentra la famosa Laguna, multitud de balnearios y el Cenote Azul donde hacer snorkel.

4. San Cristóbal de las Casas, en Chiapas

Chiapas es enorme, es un espacio que ofrece cientos de atractivos y espacios de enorme bell,eza por lo que se debería dedicar todo un artículo a este lugar único. Solo con la visita a la popular zona arqueológica del Palenque, Patrimonio de la Humanidad, ya habrá merecido la pena. Pero, además, también hay que visitar, si se dispone de tiempo, de las Cascadas de Agua Azul y Misol-Ha, las zonas arqueológicas de Yaxchilán y Bonampak, los Lagos de Montebello, las cascadas el Chiflón, lo Lagos de Colón o San Cristóbal de las Casas, el pueblo mágico con una arquitectura colonial perfectamente conservada desde el que se puede establecer el campamento base para ver todo lo que ofrece este estado.

5. San Pablo Villa de Mitla, en Oaxaca

Su nombre proviene de Mictlán, que significa lugar de descanso, pero no para el turista, sino para los muertos. Lo más llamativo de esta localidad es la mezcla cultural que sostiene, cabe destacar a los zapotecos y a los mixtecos. La cueva de Mitla posee unas curiosas pinturas rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la zona arqueológica, y las pozas naturales de Hierve el Agua (cascadas petrificadas). También resulta muy interesante la artesanía del lugar a base de telares a pedal. No hay que olvidar probar el mezcal, al parecer es el mejor de toda la región.

6. Tulum, en Quintana Roo

Poco le queda a Tulum de pueblo, aunque mantiene su título de Mágico, ya que el turismo lo ha hecho crecer desmesuradamente. Aun así, a pesar de su infraestructura hotelera, todavía conserva buena parte de su esencia, y sobre todo una zona arqueológica impresionante, tanto por su ubicación, a orillas del mar, como por lo que encierra. Es imprescindible bañarse en Playa Pescadores y en Playa Paraíso, así como hacer una ruta de cenotes, conocer las ruinas de Cobá (las pirámides más altas de México) y entrar en la reserva de Sian Ka´an, el área protegida más grande del caribe mexicano.  

7. Isla Mujeres, en Quintana Roo

Efectivamente, una isla también puede ser un Pueblo Mágico y, además, un destino turístico de primer orden gracias a sus magníficas playas, espacios arqueológicos, gastronomía y parques acuáticos.Las playas son un verdadero paraíso, Playa Norte tiene más de 1 kilómetro de arenas blancas, aguas dulces y cálidas y la infraestructura turística necesaria para que no te falte de nada.

Parque Garrafón es un ecoparque muy interesante en el extremo sur de la isla en el que poder hacer kayak, snorkel o nadar junto a delfines. También merece la pena visitar los acantilados de Punta Sur, su Jardín escultórico, el faro y un templo de adoración a Ixchel, la diosa maya de la fertilidad y del amor. No te olvides visitar el museo subacuático (MUSA) y los manglares de Santa Paula.

8. Casas Grandes, en Chihuahua

Impresionante es la zona arqueológica de Paquimé, una villa laberíntica de la época prehispánica, declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad. También hay que visitar en Casas Grandes la Cueva de la Olla, un sitio arqueológico ubicado en la Sierra Madre, que se caracteriza por su cuexcomate o granero gigante y la Cueva de las Golondrinas, donde además de nidos de estas aves también hay vestigios de pinturas rupestres. Otros lugares de interés son el Valle de los Piloncillos, Mata Ortiz, pueblo muy popular por su cerámica fina estilo Paquimé, la Colonia Juárez y la Colonia Dublán.

9. Guerrero, en Coahuila

Esta población es de especial interés para todos aquellos que sienten un verdadero interés por la historia de México. En este lugar se mantienen en excelente estado pruebas de su pasado misionero, historias y leyendas. Se conservan partes de las misiones de San Juan Bautista, San Francisco Solano y San Bernardo, y el Presidio de San Juan Bautista. Aunque no desmerece su espacio cultural y natural, con el Parque Ecológico La Pedrera, la Casa de la Cultura y los panteones de la localidad. Aquí habita el venado de cola blanca, aunque muy pocos ejemplares, ya que sobrevive acosado por los cazadores.

10. Nombre de Dios, en Durango

Finalizamos esta breve lista de pueblos mágicos interesantes con Nombre de Dios, un entorno especialmente atractivo por su calidad paisajística y naturaleza desbordante. Este municipio ha sido bendecido con unas tierras muy fértiles regadas por el río Tunal y sus muchos afluentes, creando un entorno en verdad maravilloso para los amantes de lo natural.

Cascadas, ojos de agua y riachuelos arbolados forman parte de su paisaje habitual, del que destaca por encima de toda esta belleza El Saltito, una impresionante caída de agua de 20 metros de altura. No menos atractivo se presenta el paraje natural de Los Salones, un entorno cubierto por sabinos que enmarcan el río.

Ahora que ya conoces los pueblos de México que no te debes perder, sabes que son muchas son las localidades que se dejan descubrir y disfrutar con el título de Pueblo Mágico en México. Invitamos desde aquí que los investiguen y que si pueden los visiten. También pueden entrar en nuestra página web, Paso de Noroeste, e informarse de nuestros próximos viajes a México. Les aseguramos un viaje vacacional sin comparación, una inmersión total en la cultura y entornos naturales imposible de olvidar.

2 comentarios
  1. Raul y Diana
    Raul y Diana Dice:

    Nos ha gustado mucho leer el artículo sobre todo porque hemos podido conocer pueblos que salen de la ruta habitual de los turistas. No conocíamos Orizaba ni San Pablo Villa de Mitla. Nos lo apuntamos para el próximo viaje que realicemos por México que es un destino que nos encanta. Gracias por tu trabajo. Abrazos viajeros!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + veinte =