A pocos kilómetros al norte de Paro se encuentra uno de los monasterios más sagrados de todo Bhután. Y por su espectacularidad, sin duda una parada obligatoria en todo viaje a Bhután. Y es que el monasterio de Taktsang Goemba o traducido como Nido del Tigre, es un monasterio enclavado a más de 3.000 metros de altura  en mitad de un acantilado de más de 900 metros. Un emplazamiento increíble, insospechado e inimaginable.

El monasterio, formado por 7 templos, se construyó en el año 1692, exactamente en el mismo lugar en el que en el siglo VII, el segundo Buda Padmasambhava, más conocido como Gurú Rimpoche se retiró a meditar. Pero para acceder a tan aéreo emplazamiento, no lo hizo con sus propios pies, sino a lomos  de un tigre volador. De ahí viene el nombre de Nido del Tigre.

La ascensión al monasterio dura un par de horas, con una estratégica parada en una cafetería con espléndidas vistas del monasterio. Pero para disfrutar de estas vistas, algo habrá que sufrir, ya que como hemos dicho, el monasterio está construido a 3100 metros de altura, y ascender hasta él exige un pequeño esfuerzo… Recompensado con creces, pero esfuerzo al fin y al cabo.

Las vistas desde la cafetería son ya espectaculares

Si no nos vemos capaces de abordar la ascensión, siempre se pueden alquilar unos caballos en la base de la montaña, para hacer más llevadera la subida. El tercer método de subida, el del tigre alado, confieso en que no pude encontrarlo…

El Nido del Tigre es un lugar de peregrinación

La ascensión comienza en el aparcamiento, 600 metros por debajo del destino final. El comienzo es muy suave. Un agradable bosque de pinos nos ayuda a calentar, pero a los 15 minutos comienza la ascensión.

La cafetería se encuentra a algo más de 1 hora de marcha. Mientras recuperamos fuerzas y antes de seguir adelante, disfrutamos de las vistas del monasterio del Nido del Tigre frente a nosotros. Los tres cuartos de hora restantes son  simplemente espectaculares. La pega: que hay que bajar hasta un punto que permite salvar el acantilado, para luego volver a subir, salvando un total de 748 escalones. Pero teniendo en todo momento el monasterio frente a ti, con las banderas de oración salvando el terrible abismo, estás tan pendiente de las espectaculares  vistas que a estas alturas ya se te ha olvidado el  esfuerzo.

Una escalinata nos ayudará a salvar el abismo

Unos pequeños consejos:

  • Conviene marchar con camino pausado, no olvidemos que estamos a casi 3000 metros de altura.
  • La mayor parte de los que acceden al monasterio lo hacen a primera hora de la mañana, cuando el sol todavía no sofoca demasiado. Es cierto que ascender al mediodía puede suponer un mayor esfuerzo por culpa del intenso calor, pero por el contrario evitarás las grandes hordas de turistas que jadeantes llegan al monasterio a lo largo de la mañana.
  • Y sobre todo, llevar la cámara de fotos con la batería recién cargada, ya que las vistas son dignas de retratarlas a cada paso de la ascensión… ¿O que esperabas de un Nido de Tigres?

El Nido del Tigre

2 comentarios
  1. Gustavo Moreno Pérez
    Gustavo Moreno Pérez Dice:

    Es el lugar mas hermoso que he visto, gracias por subirlo a la red, quisiera poder ver un video de la ruta para llegar al monasterio no lo encuentro o recibir postales de bhutan de otros lugares, felicidades saludos desde chiapas, mexico

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. Viaje inolvidable a Nido Del Tigre dice:

    […] se encuentro uno de los monasterios más sagrados de Bhután el cual es conocido en la región como Nido del Tigre aunque algo si les puedo decir es que no pueden ir si le temen a las alturas debido a que dicho […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =