Cuando nos viene a la mente un destino paradisíaco, nos imaginamos un lugar donde se puede descansar, se pasa buena parte del día tumbado en una hamaca, con la fresca y salada brisa del mar meciéndote suavemente. No son pocos los que imaginan que una playa de arena fina, blanca y radiante que recibe los suaves abrazos de olas de color esmeralda forman parte de esa definición. Algunos ponen nombre y apellidos a ese tipo de paraíso; las islas Seychelles , y desde Paso Noroeste, te la ponemos al alcance de tu mano.

En un mundo perfecto, las islas Seychelles sería el lugar de residencia que todos deberíamos tener. Un lugar donde cada paso que se da, se alcanza un nuevo éxtasis de placer en los sentidos. Para aquellos que prefieren los baños en playas límpidas y llenas de vida, con cocoteros y selvas de manglares junto a bosques tropicales de perfumes penetrantes ofreciendo resguardo al sol, este es, sin lugar a dudas, el destino que debe visitar.

Elegir donde quedarse

La calidad y belleza de sus espacios costeros son famosos en el mundo entero, cada año vienen millones de turistas buscando esas vacaciones soñadas rodeados de paz natural. Puede ser que la dificultad con la que se encuentren todos estos turistas sea la de elegir, entre las 115 islas que comprenden este archipiélago, dónde quedarse.    

Lo más aconsejable es no estar de forma permanente en ninguna de ellas, sino mezclarse con la población, conocer sus culturas y deambular de una playa a otra, que no son pocas y todas merecen la pena.

Si elegir la isla donde pasar el tiempo es complicado, más difícil aún es llevar a cabo una lista con las playas más bonitas de las Seychelles. En cualquier caso, lo hemos intentado, aunque sobre gustos, ya se sabe, no hay nada escrito… o tal vez demasiado.

Estas son las 10 playas que, a nuestro parecer, no debes perderte cuando vayas a este rincón de la costa oriental africana, al noroeste de Madagascar.

1.      Playa Anse Source d´Argent, en isla La Digue

Muy posiblemente una de las playas más fotografiadas del mundo. No pocos spots publicitarios y escenas de películas se han rodado en este entorno de ensueño ubicado al oeste de la isla de La Digue. Las aguas cristalinas, la arena blanca junto a piedras de granito erosionadas repartidas por la playa, como si de un plató de cine se tratara, enamora a todo aquel que llega.

Bajo las aguas la vida bulle con peces de colores nadando y jugando con el arrecife de coral, que es posible ver a simple vista por la extrema transparencia de sus aguas. También se pueden observar tortugas y otros animales descansando junto a ti, al ser una playa con poca profundidad, es ideal para las familias con hijos. En cualquier caso, se vaya con quien se vaya, el respeto y el silencio deben ser la norma, somos invitados en casa ajena, portémonos decentemente, una recomendación que vale para cualquier destino y momento.

2.      Playa Anse Major, en isla Mahé

La mejor de las playas de una de las islas más bonitas de las islas Seychelles. Para llegar a ella hay que cruzar el Parque Nacional Morne Seychellois, una caminata que dura alrededor de 1 hora, pero que va a merecer la pena. La ruta es sencilla con unas maravillosas vistas de la costa noroeste de esta isla. Está bien señalizada y no hay posibilidad de pérdida, el final es esta pequeña y bien conservada bahía de Anse Major.

Muy cerca de esta playa se localizan otras dos playas para que los más aventureros cumplan sus expectativas de encontrar zonas prácticamente vírgenes. Hay que dirigirse al suroeste hasta llegar al Parque Nacional Baie Ternay. Después 1 hora de subidas por escaladas empinadas y poca sombra, se llega a Anse du Riz y a Baie aux Chagrin, las calas casi vírgenes ocultas y protegidas.

3.      Playa de Anse intendance, en isla Mahé

En esta misma isla se ubica una de las más aisladas y, por eso mismo, más hermosas de todo el archipiélago. Es un buen lugar para hacer surf y otros deportes acuáticos, ya que esta zona carece de arrecifes de coral que frene las olas. En esta playa es muy común ver los nidos de tortugas llenos de huevos, el lugar es en sí una maravilla, con su habitual arena blanca, mar turquesa, manglares, formaciones de granito y arbustos.

4.      Playa Anse Lazio, en isla Praslin

Sin lugar a dudas, la más famosa y hermosa de la isla Praslin, por lo que suele haber siempre bastante gente. Esto no le quita ni un gramo de belleza a una playa con una gran calidad de aguas, desde las cuales emergen las características rocas de granito que inundan este archipiélago. Es un espacio en el que, para encontrar un buen sitio, hay que ir a primera hora de la mañana y buscar sombra en alguno de los árboles takamak que se encuentran dispersados a lo largo de estos 500 metros de litoral.

5.      Playa de Beau Vallon, en isla de Mahé

Es posible que nos repitamos, pero es que esta isla, como ya dijimos, es una de las más bonitas, y sus playas dan fe de ello. En este caso, es una playa muy popular entre los propios lugareños, por lo que también es ideal para los turistas que quieren relacionarse con los nativos. La realidad es que lo que se encuentran es una fabulosa infraestructura turística, nada de contacto con las viejas costumbres de la isla. En cualquier caso, esta playa de arena blanca y agua clara muy poco profunda es fabulosa para descansar, tomar el sol y practicar actividades como el buceo o el snorkel. Su vida marina es increíble, al igual que su ambiente nocturno. Un buen lugar para ver las puestas de sol y relajarse tomando un aperitivo en sus bares locales.

Praslin

6.      Playa Anse Gorgette, en isla Praslin

Si buscas tranquilidad, soledad y desconexión, esta es una de las playas más alejadas y escondidas de las Seychelles. Para disfrutarla, algo de lo que no te arrepentirás, hay que atravesar el Mont Plaisir. Lleva alrededor de una hora cruzarlo y está abierto de 9 de la mañana a 16.30 de la tarde. También es posible llegar a través del complejo Constance Lemuria Resort, por el que solo se tardan 20 minutos, pero que hay que reservar con antelación y suele estar bastante concurrido.

La playa es una preciosidad, sin corales ni piedras, pura arena que espera incansable las olas más tranquilas. Otro de esos espacios ideales para observar el mundo marino relajadamente.

7.      Playa Petite Anse, en isla de La Digue

Ubicada en la costa sudeste, es la viva representación de una playa salvaje en toda su esencia. Se llega a ella a pie a través de la selva, pero por un sendero que la atraviesa cómodamente. El encuentro con esta playa te hará sentir todo un Tom Hanks, perdido, pero divertido, rodeado de naturaleza exuberante y primigenia.

8.      Playa Anse Severe, en isla de La Digue

Una de las playas más pequeñas y encantadoras de toda las Seychelles. Se trata de una bahía protegida por el viento, muy accesible desde el cercano pueblo de La Passe. Es muy popular por ser un centro de buceo, ya que el arrecife de coral que lo rodea permite la convivencia de innumerables peces tropicales.  Es una pequeña franja costera diseñada por la naturaleza para el descanso, muy tranquila y solitaria, con mucha sombra, ideal para los días de calor y con la posibilidad de acercarte (sin molestar) a las tortugas, que se dejan ver sin problemas.

9.      Playa de Anse Coco, en La Digue

Desde Grand Anse pasando por Petit Anse, llegas hasta Anse Coco, es decir, que, si te gusta caminar, puedes bañarte en un solo día en tres espectaculares playas de La Digue. Hasta llegar a esta última, Anse Coco, tendrás que internarte por la selva, pero, como suele ocurrir por aquí, no hay nada de que preocuparse, ya que el sendero es cómodo y está muy bien señalizado. En esta playa, hay vendedores de cocos y bebidas naturales y comida, por lo que vas a poder disfrutar de la gastronomía local en un rincón maravilloso y con poca gente.

10.  Playa de Anse Volbert, en Isla de Praslin

Terminamos nuestro recorrido por Anse Volbert, la playa más popular de la isla de Praslin, localizada en su costa noroeste. Un espacio natural que puede considerarse como la clásica en las Seychelles, excepto por el color de la arena que adquiere un tono vainilla. Las aguas son claras y limpias, habitadas por un sinfín de peces entre corales. Es un oasis marino de los que no te crees que puedan existir ni aun estando allí.

No creas que vivir la experiencia Seychelles está lejos de tu alcance, visita nuestra web y comprueba que puedes venirte con nosotros de aventura a las Seychelles. un viaje diferente que jamás olvidarás, y esto no son solo palabras, nuestra fórmula para llevar a cabo los viajes no tiene nada que ver con las tradicionales agencias, ¡compruébalo!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =