,

10 cosas que no te puedes perder de Bangkok

Bangkok es la capital cultural, económica, industrial, política, comercial, hospitalaria, gastronómica y espiritual de Tailandia, por lo que, si quieres conocer este país del sudeste asiático, no hay mejor destino. Aquí encuentras la fusión entre la tradición clásica de una cultura milenaria y las comodidades y diversiones de una ciudad moderna y cosmopolita.

En toda Tailandia, pero concretamente en su capital, siempre se obtiene la sonrisa amable, permanente, de sus ciudadanos ante cualquier pregunta o situación. Y es que la hospitalidad tailandesa es seña de identidad de este país y te hará sentir, si no como en casa, sí, al menos, en buena compañía.

Bangkok puede abrumar al turista despistado ante su enorme tamaño y su gran cantidad de actividades y atracciones, las opciones de entretenimiento no parecen tener fin. De entre ese buen montón de cosas que hay que ver y hacer, te presentamos las 10 imprescindibles para que puedas decir de tu viaje a Bangkok que realmente estuviste allí.

1.      El palacio Real

Sí, aquí es donde se puede visitar el famoso Templo del Buda Esmeralda, sin lugar a dudas, el lugar más importante e imprescindible que hay que visitar en Bangkok. Se trata de un enorme complejo de edificios residenciales donde el rey de Tailandia tenía su hogar habitual, algo que sucedió desde el siglo XVIII hasta mediados del XX.

En su interior se localiza el Wat Phra Kaew, el Templo Budista más importante de toda Tailandia y también de todo el palacio. El Buda Esmeralda, una pequeña figura de Buda hecha en Jade, de tan solo 45 centímetros de tamaño, es el icono religioso más importante del pueblo tailandés. Si no has entrado y venerado esta pieza única, tendrás que volver a esta ciudad, pues no habrás hecho algo fundamental en tu visita a Bangkok.

2.      Los mercados

Completamente diferente, sin el glamour de la realeza o el misticismo de su religión, la realidad sorprende por su enorme belleza y variedad al pasear por los distintos mercados de esta ciudad. Todo un huracán de sensaciones, en cada una de estas visitas, aromas, sabores, voces, gente en un trajín constante… y todo, absolutamente, lo que quieras comprar en alguno de estos espacios lo vas a encontrar. Estos son algunos de los más interesantes.

El mercado flotante de Damnoen Saduak

Aunque no está dentro de los límites del propio Bangkok, sí se le considera uno de sus mercados. Sin lugar a dudas es el más popular y también el más turístico y curioso de la ciudad. Para comprar en este mercado, hay que recorrerlo en una barca tradicional, el olor de las especias y frutas, el colorido de su artesanía y souvenirs, junto al vaivén de la barca, ofrece una experiencia única con la que por sí sola ya habrá merecido la pena venir a Bangkok. Los puestos se encuentran en la orilla o en las propias barcas. Para acceder a todos deberás alquilar una barca, hazlo sin temor, porque merece la pena.

El mercado de Chatuchak

Prepárate para pasar un buen rato en este mercado, no en vano es uno de los más grandes del mundo, con sus más de 8.000 tiendas. Necesitarás toda la mañana, como mínimo, para ver la mayor parte de las tiendas repartidas por sus estrechos pasillos. Aquí vas a encontrar de todo, y si algo te interesa, disponte a practicar el deporte nacional del regate. Lo mejor es acudir a primera hora de la mañana, pues a medida que pasen las horas se irá llenando y puede llegar a ser un verdadero problema dar un solo paso.

El mercado de Mae Klong

Este mercado te dejará con la boca abierta, no te creerás lo que estás viendo. Considerado como uno de los más sorprendentes del mundo, ya que se monta sobre la vía de un tren en funcionamiento. Quédate a escuchar la bocina de la llegada del tren y observa cómo todo el mercado se desmonta en unos minutos, volviéndose a montar cuando el tren pasa de largo.

El mercado de Patpong (nocturno)

Por último, no hay que dejar escapar el ambiente nocturno que se establece en el mercado de Patpong, uno de los más concurridos. Un aviso, la mayoría de los objetos que aquí se ofrecen son copias o falsificaciones, así que a regatear como si no hubiera un mañana. Este lugar también tiene otro atractivo y son los shows de estriptis que se forman, cuidado, por tanto, si se viaja con menores.

3.      SanamLuang

Este es el espacio dedicado a ceremonias y funciones reales, es un campo abierto justo enfrente de el Gran Palacio, un parque de recreo en pleno corazón de la capital tailandesa y muy cerca del río Chao Phraya. Lo más llamativo, además de su uso funerario real (crematorio), es que está rodeado por 365 tamarindos. Es utilizado por los voladores de cometas durante la temporada de los vientos alisios, que es el mejor momento para visitarlo y contemplar la competencia que se establece entre las cometas.

4.      El río Chao Phraya

Es este el río más importante de toda Tailandia y parte la ciudad de Bangkok en dos mitades, formando canales secundarios o Klongs que se internan en la ciudad. No se debe resistir la tentación de un paseo en barca de madera por este río y sus canales y ser observador de la vida acuática que se desarrolla sobre este río, sobre su orilla o en barcas como la que estás utilizando. Es difícil de describir las sensaciones que te invaden cuando realizas actividades que nunca has hecho antes, y los paseos por los canales más estrechos y silenciosos es uno de esos momentos indescriptibles. Si eres un romántico, alquila un paseo nocturno con cena para ver la ciudad desde otra perspectiva, más mágica e iluminada.

5.      El templo de What Pho

Impresiona ver al gran buda recostado de 46 metros de largo por 15 de alto frente a ti. Una estatua recubierta de pan de oro y una peculiar decoración de las suelas de los pies. La estatua ocupa casi todo el recinto del templo, pero detrás hay lugar para la limosna, que no se te olvide. El edificio presenta otras hermosas imágenes y estatuas de Buda, también realizan masajes a la manera de la medicina tradicional tailandesa por un muy módico precio.

6.      El templo Wat Arun

No podemos evitarlo, la belleza y espectacularidad de los templos tailandeses nos fuerzan a visitarlos sin remedio. El llamado Templo del Amanecer a orillas del río Chao Phraya es fácilmente distinguible gracias a sus fabulosas torres (prangs), decoradas con una infinidad de conchas marinas y trozos de porcelana. Desde este templo se obtiene una de las mejores vistas del río y de la ciudad.

7.      Los miradores

Aunque desde el templo de Wat Arun se obtiene una buena perspectiva del río y unos bonitos atardeceres y aún más bellos amaneceres, los miradores de esta ciudad optimizan las vistas y son los mejores lugares para cenar o tomar una copa y disfrutar de las imágenes más impresionantes. La mejor hora es la del atardecer, observando como la ciudad se va encendiendo poco a poco, saboreando la comida tradicional tailandesa, una de las mejores del mundo.

Los miradores son el de Mahanakon, con 314 metros de altura, que posee el MhaNakhon Observatory, un lugar que te puede dejar sin aliento por su suelo de cristal. La Torre Baiyoke, un rascacielos con el hotel más alto de todo el sudeste asiático, en su piso 84 se ofrecen unas vistas panorámicas de toda la ciudad de 360 grados. El sirocco, que se hizo muy famoso por ser plató en la película Resacón en Tailandia. El precio de su restaurante y bares es prohibitivo, avisado quedas, ahora bien, la vista que ofrece su espectacular terraza al aire libre merece la pena.

8.      The city Pillar Shrine

Casi enfrentando a Wat Phra Kaew se expone la primera piedra que se utilizó para construir Bangkok. The city Pillar Shrine es un complejo pequeño, pero muy atractivo. La entra es completamente gratuita, merece visitarlo, al menos por el sentido histórico que contiene. Según la tradición, este primer pilar fue colocado por el propio Rama I. Se encuentra ubicad en el templo blanco, el más alto, flanqueado por otros dos pilares recubiertos de oro y rodeados de flores y urnas para los donativos. En frente de este templo se encuentra otro habitado por cinco divinidades encargadas de proteger todo este complejo.

9.      Vimanmek Mansion Museum

Otra de las arquitecturas que merecen ser visitadas es esta mansión de tres alturas, cuyo material utilizado es madera de teca, de hecho, es la construcción de madera de teca más grande del mundo. Un diseño inspirado en la arquitectura victoriana, con un juego multicolor interior de gran espectacularidad (azul, rosa, melocotón y marfil). Contiene 81 habitaciones donde se presentan objetos reales que pertenecieron a Rama V.

10.  Chinatown o Yaowarat

Posiblemente, el barrio más caótico y auténtico de Bangkok, donde se mantiene la comunidad china con sus costumbres y negocios. Hay que permanecer atentos a los cambios bruscos que sufren sus dos principales calles (Charoen Krung y Yaowarat Road) por el día y por la noche. Como cabe esperar de un barrio como este, las tiendas de ropa, objetos y comida callejera se funden dando color y vida constante, adueñándose del lugar. De día un gran centro de comercio de oro, de noche un destino gastronómico ineludible.

Como puedes ver, Tailandia ofrece muchos incentivos, pero su capital Bangkok ya merece la pena un viaje por sí sola…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 16 =