Una de las vivencias más enriquecedoras que puedes tener a la hora de viajar es acercarte a las gentes del país. En todo viaje en el que consigues vivir algún tipo de experiencia con los nativos, es sin duda un viaje mucho más rico en anécdotas y que perdurará más vivo y por más tiempo en tu memoria, mucho más que otros viajes donde no has tenido la fortuna de poder tener algo de contacto con la cultura local.

La mayor parte de las veces, el poder relacionarte con la gente local es fruto del azar, pero si sigues estos básicos consejos, te aseguro que las probabilidades aumentan. Ya sabes, la buena suerte no te llega, hay que buscarla….

1- Aprende algo del idioma local.
Este es el punto fundamental. No hace falta que te puedas expresar con fluidez, con unas pocas palabras basta. Aprender a saludar, a contar para defenderte en los mercados y unas palabras de cortesía y conseguirás arrancar más de una sonrisa a la persona que tienes enfrente. A buen seguro que se abrirá, ya que este pequeño gesto se agradece, da igual el país en el que te encuentres. ¡Ya tienes el primer paso para adentrarte en el mundo local!

Con unas pocas palabras en el idioma local, puedes hacer grandes amigos

Con unas pocas palabras en el idioma local, puedes hacer grandes amigos

2- Viaja con bajo presupuesto.
Es la fórmula que predicamos desde Paso Noroeste y es como nos gusta viajar, ya que creemos firmemente que es la mejor forma para poder tener un mayor contacto con la cultura local. El alojarnos en pequeños hoteles familiares y usar el transporte público local es la mejor manera de conseguir mezclarte con la gente y estar abierto  a nuevas experiencias. Sin duda podrás interactuar más en un autobús repleto de gente que en un transporte privado. Y todos sabemos que un hotel de lujo tiene muchas comodidades, pero lo más probable es que solo te relaciones con extranjeros, mientras que en un pequeño albergue o un hotel donde también se hospedan gentes del país, el personal es mucho más cercano, la abuela te enseña a cocinar y puedas jugar con los niños de la casa y conocer a más gente del país.

3- Viaja despacio.
Soy consciente de que nuestras vacaciones son limitadas y queremos ver lo máximo posible en ese tiempo limitado del que disponemos, pero para poder relacionarte con la gente del país debes de pasar tiempo en cada lugar. No puedes visitar 10 ciudades en 5 días y esperar poder relacionarte con los locales. Ábrete a propuestas, y estate dispuesto a cambiar de planes e ir improvisando sobre la marcha. Así tendrás posibilidades de que te inviten a una fiesta en un pueblo perdido en Senegal como me pasó viajando con un grupo del Paso Noroeste o a una boda uzbeka, donde finalmente tuve que dar un discurso frente a todos los invitados. Nadie hablaba inglés, pero con el nivel de vodka por invitado cuadrado, ¡poco importaba!

Momento de la boda uzbeka con los novios al fondo

Momento de la boda uzbeka con los novios al fondo

4- Visita los mercados locales.
Trata de evitar las tiendas preparadas para los turistas donde los productos son de diseño y visita a los artesanos locales, donde aprenderás los procesos de fabricación y podrás aprender mucho de su cultura. O abastécete en los mercados donde sin duda alguna conseguirás descubrir nuevos productos y alimentos que no conocías. ¡alguno te sorprenderá gratamente! Y seguro que el tendero/a está encantado de explicarte cómo se cocina ese plato.

5- Visita los bares.
Sin duda los bares suelen ser lugares únicos en el mundo, donde la gente se congrega para tomar una cerveza o ver un partido de fútbol. Si además coincide con un Madrid-Barcelona, aunque no seas un gran fanático del deporte rey, seguro que te pasa como a mi en esa aldea del noreste de Uganda y te conviertes en el crítico más reputado de la región. ¡Y eso no es fácil teniendo en cuenta que ellos se sabían las alineaciones mucho mejor que yo!

6- Usa el tren.
El tren no es el medio más rápido en la mayoría de los países, pero es agradable, te permite disfrutar de la ventanilla, darte paseos y sobre todo, conocer a las personas de tu vagón. Recuerdo los 3 días que me pasé viajando solo desde Pekin a Lasha compartiendo espacio con otros chinos que apenas podían chapurrear 4 palabras de inglés. Disfrute muchísimo, nos reímos todos, probé platos que de otra forma nunca hubiera degustado y se me pasaron las 55 de tren horas mucho más rápido de lo que a priori pensaba.

Despedida de mis compañeras de tren al llegar a Lhasa

Despedida de mis compañeras de tren al llegar a Lhasa

7- Salte de las rutas más comunes.
Hay destinos que se ponen de moda y todo el mundo quiere visitarlos, pero a veces es mejor ir a otros lugares que a priori pueden no tener tanto interés y donde la buen seguro a gente está más abierta a acercarse a ti, ya que al no haber tanto turista, sienten curiosidad y quieren aprender de ti y de tus costumbres. Siempre me resulta gracioso cuando te hacen preguntas tan directas sobre si estoy casado, si tengo hijos o si creo en Dios.

8- Duerme en casas de locales.
En algunas ocasiones se te abrirá la posibilidad de dormir en casas de locales. Estas suelen ser casas humildes, pero es la mejor forma de comprender y aprender de su cultura. A veces son estancias oficiales que forman parte de un programa de desarrollo y otras no son tan oficiales, simplemente tienes la suerte de conocer a alguien durante el viaje y que te invita a alojarte en su casa… ¡No desaproveches esa oportunidad! Yo tuve la suerte en Madagascar de dormir en una casa muy humilde en un pueblo muy perdido… ¡el día de mi cumpleaños! Te puedo asegurar que esa celebración no se me olvida…

Amanecer en una casa local en Madagascar

Amanecer en una casa local en Madagascar

9- Haz una excursión.
Salte de las rutas habituales y date un paseo por el campo. Eso te permitirá llegar a aldeas alejadas de las carreteras principales y por donde no suelen pasar los turistas. Verás a la gente trabajando en el campo, podrás conversar con ellos, compartir tu agua (este gesto siempre se agradece) y ver como es la vida en las pequeñas poblaciones. Te aseguro que es diametralmente opuesto a lo que has podido ver en la capital de ese país. No hace falta que sea un trekking de varios días! Con que te escapes a 1 hora de la civilización, es suficiente… Y si coincides con la hora de la comida, ya verás como te vas a casa con la barriga llena….

10- Trata de coincidir con un festival.
¿A quién no le gustan las fiestas? ¿A que más de una vez has invitado a tu amigos a las fiestas de tu ciudad / pueblo para que conozcan parte de tus raíces? Viajando sucede lo mismo. La gente le gusta compartir su cultura con los extranjeros y está más receptiva a abrirse con los turistas en un ambiente festivo. Así seguro que podrás descubrir los vestidos tradicionales, probar platos que solo se cocinan en ocasiones especiales… ¡Toda una experiencia!

Y todos estos consejos, no sirven de nada si no sigues a rajatabla el último y más importante de todos…

No seas tímido.
Para conocer gente local hace falta perder nuestra timidez y tener esa curiosidad que tienen los niños y que de adultos desgraciadamente perdemos. Pasear con curiosidad, asomar la nariz en las casas, preguntar amablemente, sentarte a conversar… Quizá tan solo estés unos minutos de conversación, pero al menos, sí podrás hacer una foto más bonita que esos “robados” donde la gente no mira a la cámara…. Así que no seas tímido y no pienses en el rechazo. Probablemente el local no se acerca a ti también por timidez, pero ya verás, como todo en esta vida, una sonrisa abre muchas más puertas de las que nos imaginamos.

¿y tú? ¿Cuáles son tus trucos para acercarte a los locales cuando viajas?

Puedes seguir mis viajes en instagram #alvaroblanchi

dsc_0693

4 comentarios
  1. Nacho
    Nacho Dice:

    Me encantan tus consejos, sobre todo el del tren.
    Es un medio que uso cada vez que puedo, ya que su distribución de asientos y compartimentos ayuda muchas veces a relacionarte con la gente que te rodea.
    En mi viaje por la India… una de las experiencias que más añoro.

    Responder
    • Dr. Livigstone
      Dr. Livigstone Dice:

      Hola Nacho! Sí, verdad? Que tendran los trenes que tanto nos gusta a los viajeros… Quizá porque sea un medio de transporte de los de antaño. Todavía lento en muchos países, donde puedes ver el paisaje, conversar, pasear…
      Un saludo y gracias por el comentario!

      Responder
  2. Nataly
    Nataly Dice:

    simplemente conmovedor y muy muy bonito, te admiro por poder meterte en la vida de esas personas sin resultar un intruso, para mi es realmente dificil entablar conversacion con alguien, …tambien es cierto que vivo en una ciudad, y espero no sonar maleducada, pero las personas no tienen nada que decir, solo quejarse, del tiempo, de la politica, de madrugar…..y para eso prefiero mantenerme en silencio, y pensar en mis cosas….frivolas a veces tambien….recordare estos consejos al hacer nuestro primer viaje no organizado…a sri lanka en octubre….estoy muy nerviosa, quiero que salga perfecto….pero imagino que con la perfeccion no se conoce a la gente….espero dejar “el que diran” aqui, y deseo viajar con la mente abierta….tener aventuras, a vivir a respirar, a no juzgar……solo observar…y que mis gestos no delaten mi inseguridad y mi deconfianza….ya que crecer en un lugar donde todo son dobles intenciones te vuelve un poco reacia a socializar….en fin….un saludo y espero que sigan teniendo aventuras inolvidables…

    Responder
    • Dr. Livigstone
      Dr. Livigstone Dice:

      Hola Nataly!
      No estés nerviosa por el viaje… Luego todo es mucho más fácil!! Y lo mejor de todo… nadie te conoce! Puedes ser tu misma sin prejuicios.. o ser quien no eres, que como nadie te conoce, nadie te juzgará! Puedes ser extrovertida, puedes bailar todos los días (y en casa nunca lo haces) o puedes escribir si nunca lo has hecho. Disfruta del viaje, que seguro que te cambia! Ojos abiertos, mente abierta y dispuesta a entender el nuevo país, sus gentes y sus costumbres. El resto viene solo.. Y cuidado! Que engancha! 😉

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + dos =