En pleno corazón del Océano Índico, aparece una isla de origen volcánico ideal para alimentar la imaginación de escritores y cineastas: Isla Reunión. Un rincón espectacular de fuego y vegetación, de mares de nubes y caminos de lava, acantilados negros y cataratas con flora y fauna protegidas. Se ubica en el archipiélago de las Mascareñas, aunque políticamente perteneciente al departamento de ultramar francés, al este de Madagascar, a 700 kilómetros de esta y a 170 de Isla Mauricio. Constituido como una región ultraperiférica de la Unión Europea.

La belleza y buena conservación de esta isla no ha pasado desapercibida, pasando a ser reconocida como Patrimonio mundial de la Unesco en el 2010. Título que ha servido para salir de la oscuridad y secretismo con el que los franceses mantenían esta isla que sigue creciendo por la acción de uno de los volcanes más activos del planeta, el Piton de la Fournise, dejando caer constantemente ríos de lava y que ocupa su lugar a la sombra de la inmensa mole de 3070 metros de altitud de nombre Piton des Neiges.

Posiblemente, este sea su mayor atractivo turístico, pero el Pitón de la Fournaise también es un peligro continuo para toda la zona sur de la Isla de Reunión. En cualquier caso, esta isla de 2512 kilómetros (algo más que Vizcaya), concentra su población y sus zonas de cultivo en zona segura, en el litoral. El volcán comparte el interés de los visitantes con su abundante masa vegetal, sus playas blancas y las montañas, donde abundan especies animales y plantas endémicas.

Demos un paseo literario por la Isla de Reunión, para saber cuáles son los lugares que no hay que perderse de esta pequeña joya francesa del Océano Índico.

Vistas espectaculares

Los senderos que recorren toda la Isla de Reunión fueron uno de los factores decisivos para que la Unesco la declarara Patrimonio Mundial. Recorrerlos permite descubrir la espectacular orografía de la isla, que como ya se ha comentado corresponde a un origen volcánico, cuyo origen es bastante reciente. Esta característica hace que existan elevadas montañas escarpadas y volcanes que todavía mantienen cierta actividad.

Le Maïdo

Este pico se instala a 2190 metros de altitud y se considera como uno de los puntos con las vistas más espectaculares de la isla, ya que mira al circo de Mafate y de la costa oeste de la isla, cuando los mares de nubes lo permiten. Este entorno natural es accesible en vehículo, por lo que no representará ningún problema disfrutar de este paisaje.

El volcán del Pitón de la Fournaise

Como también se ha comentado, es una de las grandes estrellas turísticas de la isla. Varias veces al año este volcán estaña regalando un espectáculo de color a partir de sus proyecciones incandescentes, y coladas de lava a más de 2.632 metros de altitud. Su silueta siempre permanece visible, incluso con las nubes cubriendo la isla, esto es así porque Le Pitón de la Fournaise ocupa nada menos que un tercio de toda la superficie de esta isla.

Le Trou de Fer

Depresión geológica localizada en el macizo de Piton des Neiges. Se trata de una sima con una profundidad aproximada de 300 metros. El Bras de Caverne es el nombre que recibe la corriente creada a partir de los cursos de agua que se introducen en esta sima y que caen en cascada con un desnivel de hasta 725 metros. Más adelante esta corriente se verterá al río Le Mât.

El Pitón des Neiges

Esta mole llega a medir nada menos que 3071 metros, lo que lo convierte en la montaña más alta de todo el Océano Índico. Sin embargo, como ya se ha indicado anteriormente, esta isla está llena de fabulosos senderos, algunos de los cuales llegan hasta esta cima. Una ascensión que ya advertimos no es nada sencilla, hay que estar en buena forma física para llegar a cubrirla. La salida se debe realizar desde Cilaos y pasar la noche en el refugio que hay a medio camino, lo que permitirá alcanzar la cumbre al amanecer.

Un observatorio para las tortugas marinas en Kélonia

El animal más protegido en Isla Reunión es la tortuga y en Saint-Leu existe un popular centro de estudios para descubrir más sobre este extraordinario animal y proteger a las tortugas marinas de Kélonia. En este lugar se observan tanto las marinas como las terrestres, sirviendo de espacio para tratar a aquellas que vienen heridas o dañadas por la contaminación

Los circos de Cilaos, Salazie y Mafate

Como ya se ha comentado, los senderos son elementos de gran importancia y que aportan un gran valor a la isla. El más apreciado por la comunidad deportiva aficionada al senderismo es el que cubre la ruta hasta el majestuoso circo de Cilaos, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Cilaos representa la puerta de entrada para llegar a otro circo más, el de Matafe, en el Parque Nacional de La Reunión. Junto al circo de Salazie son tres de los lugares más recomendables para disfrutar de la naturaleza plena y salvaje.

Cabe aclarar que un circo no es otra cosa que un recinto natural de paredes abruptas y de forma circular o semicircular, formado por una depresión que puede ser de origen glaciar, volcánico (como es este caso) o formado a partir de la erosión kárstica.

La catarata de la Voile de la Mairée

Otro lugar impresionante que no se debe dejar de ver es esta espectacular caída de agua, el velo de la cascada una vez traducido, fue nombrado de esta forma por el efecto que produce el vapor de agua cuando aumenta su caudal. Un rincón de esta particular isla con su propia leyenda que nos dice que una recién casada se fugó de su lecho conyugal para lanzarse al vacío en un precipicio, perdiendo el velo en la caída y depositándose sobre la cascada.

La playa de Roches Noires

Como no podía ser de otro modo, esta isla también tiene una playa idílica, perfecta para descansar y tomar el sol sobre arena fina y blanca. Además, cuenta con la infraestructura necesaria para el turista, con restaurantes, hoteles, discotecas, cafés…

El Grand Bénare

La tercera en discordia es el Grand Bénare, la cumbre que va detrás en altitud de las mencionadas Piton den Neiges (3.071 metros) y de su hermano del oeste el Gros Morne (3019 metros), con 2.898 metros de altitud.

La ensenada de Cascades

Uno de los rincones con más encanto de toda la Isla de Reunión es esta ensenada y su puerto pesquero, que se encuentra rodeado por pequeñas cataratas. El lugar perfecto para un paseo tranquilo y agradable.

No obstante, si lo que se busca es interactuar con la isla, ser partícipe directo de sus posibilidades y no solo un observador, esta es la lista de acciones que se pueden llevar a cabo para su pleno disfrute.

Las actividades que ofrece la Isla de Reunión

Un viaje a esta isla es una aventura sin riesgo que jamás se olvidará, la cantidad de posibilidades que ofrece es enorme y todas muy gratificantes. Estas son algunas de las más populares e interesantes.

Para los más románticos, las vistas ya mencionadas de los picos más altos deben incluir un amanecer desde el Piton des Neriges o ya en la costa, la observación de delfines que se acercan al litoral de la isla sin pudor alguno.

Para los más aventureros es imprescindible lanzarse por gargantas en el interior del bosque o deslizarse por los acantilados practicando el canyonig o el rafting, usar el hydrospeeds y los kayaks para conocer la costa desde el mar. Aunque, también, es posible visualizarla desde el aire con un recorrido en helicóptero y, sin duda, nadie querrá perderse bucear en las reservas naturales que te ofrece Reunión.

También hay espacio para un recorrido más urbano y cultural. En este sentido, hay que deambular sin destino fijo por el mercado de Saint-paul, visitar un templo tamil y si es entre diciembre y enero no perderse los pasos por las brasas que llevan a cabo los habitantes en honor a la diosa hindú Pandialé.

Por último, también es altamente recomendable llevar a cabo el circuito que ofrece el pueblo criollo de Hell-bourg, justo en el centro del circo de Saliazie, visitar sus cabañas, termas y jardines.

Seguro que después de este recorrido literario quieres preparar las maletas y dirigirte a la Isla de Reunión o a cualquier otro destino que te sorprenda del mismo modo, que sea igual de gratificante y divertido. Pues bien, haz una visita a la página de Paso Noroeste y elige destino, estaremos encantados de acompañarte en tu próxima aventura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =