qué ver en Armenia

Cada vez que acometemos el análisis de un país para encontrar qué lugares son los más interesantes y marcan la diferencia con el resto del mundo, nos enfrentamos a un reto complicado, que requiere siempre más tinta y espacio del que podemos abarcar en un simple artículo. Aquí te vamos a contar qué ver en Armenia para descubrir un país único con muchas curiosidades. 

Cuando un destino es desconocido el reto es mayor, porque corremos el riesgo de añadir lugares de interés en perjuicio de otros, quizás, más curiosos o significativos. Armenia es de esos países del que se conocen poco o nada los tesoros y curiosidades que guarda en su interior. En nuestro modesto empeño, esperamos haber acertado con las cosas más relevantes que hay que ver y disfrutar en este país caucásico, sin salida al mar, ubicado entre Asia Occidental y Europa Oriental. Además, en Paso Noroeste te damos la oportunidad de viajar a Armenia con nuestros viajes de aventura. 

Armenia está orgullosa de su pasado y así lo demuestra dedicando tiempo y recursos a mantener la espiritualidad de la primera nación que adoptó el cristianismo como religión oficial hace más de 17 siglos. No en vano la cantidad de cruces, iglesias y monasterios es abrumadora. Para dar más énfasis a este pasado religioso, aquí se encuentra el popular y mítico monte Ararat, el lugar donde el Arca de Noé encontró tierra y logró su propósito de dar una segunda oportunidad a los habitantes de este planeta, según cuenta la Biblia.

Armenia está surcado por montañas de entre 200 y 4000 metros, localizada en la vertiente sur de la cordillera del Cáucaso. Lugares que se prestan para esconder los más fabulosos monasterios, valles recónditos e inaccesibles perfectos para la meditación y el contacto espiritual con Dios.

Tal vez sea esa cercanía con el concepto que se tiene de lo divino que perderse por Armenia no entraña peligro alguno, pues siempre puedes contar con su gente, todos realmente hospitalarios y amables.

Cosas que no te puedes perder en Armenia

Ereván, la capital y campamento base para conocer Armenia

La capital de Armenia es el lugar perfecto para usar de piso franco, de campamento base, de epicentro… para conocer el resto del país, ya que su territorio no es más grande que Galicia, por lo que las distancias que separan los puntos más relevantes no son demasiado grandes.

En esta ciudad, con más de 3 millones de ciudadanos, es imprescindible subir La Cascada, que no es otra cosa que un monumento enorme en forma de escalinata con 302 metros de subida, construido por los soviéticos. Algunos edificios emblemáticos que también hay que visitar en la capital son el museo de historia de Armenia, el Freedom Square y la Ópera, el Museo de Arte de Niños, el Memorial al Genocidio Armenio a manos del pueblo turco y la Biblioteca (Mantenadrán), que es uno de los depósitos de manuscritos más grandes del mundo.

Khndzoresk, las casas cueva de Armenia

Después de conocer bien la capital solo queda alquilar un vehículo, o bien usar taxis que son muy baratos, la línea de autobuses e incluso alquilar un vehículo con conductor guía que hable español, difícil pero no imposible y la mejor manera de descubrir los secretos de la región.

Uno de esos secretos que te dejarán impactado se localiza en una comunidad rural al sudeste del país en la provincia de Syunik. Khndzoresk es una aldea cavernícola, que no tiene calles para ir de una casa a otra, sino que se tiene que escalar. Aunque es muy antigua, hasta hace solo 68 años todavía había gente habitándola. Fue uno de los pueblos más grandes de Armenia, llegando a contabilizarse hasta 6.500 habitantes.

Ha seguido utilizándose, sobre todo, para huir del enemigo en periodos bélicos. Se trata de un muro defensivo de gran efectividad, ya que es muy complicado subir si se recogen las cuerdas utilizadas para el ascenso Una vez dentro, las casas se conectan por el interior a base de túneles. Sin lugar a dudas, uno de los lugares más curiosos de toda Armenia.

Garni y Geghard

Muy cerca de la capital, a unos escasos 30 kilómetros, se localizan otros dos de los espacios más importantes que ningún turista debe perderse.

Por un lado, el Templo y la Garganta de Garni. En concreto el templo es una construcción del siglo I d.C de estilo grecorromano y consagrado al Dios del Sol Mihr, entrar a verlo cuesta 2 euros y es uno de los lugares más visitados de Armenia.

Este templo se encuentra ubicado en una de las zonas más espectaculares, geológicamente y ecológicamente hablando. Y es que bajando 300 metros se ubica la Garganta de Garni, un emplazamiento natural muy poco visitado, por lo que el entorno se encuentra perfectamente conservado. La piedra basáltica que decora la garganta es similar a la famosa calzada de los gigantes de Irlanda, decenas de metros de columnas hexagonales que salen de la pared que dejan fascinado a cualquiera que la contemple.

Por su parte, el Monasterio de Geghard sí que es uno de los lugares más visitados de Armenia, no en vano es uno de los monumentos catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se trata de un monasterio excavado en la roca, rodeado completamente por desfiladeros. Es un emplazamiento histórico, ya que fue fundado por el que constituyó la Iglesia Apostólica Armenia; Gregorio el Iluminador en el siglo IV.

Echmiadzin, un Vaticano Armenio

Si toda Armenia está plagada de muestras al cristianismo y al catolicismo, Echmiadzin representa el centro de poder de la iglesia armenia, que no es poco. Aquí se localiza la catedral más antigua del mundo, una construcción previa al siglo IV. Pero, también, se encuentra una iglesia muy moderna, casi minimalista, un centro de educación cristiana, la residencia del personaje más importante de la iglesia armenia; el Katholicos (figura análoga al Papa de Roma). Otros lugares de interés, todos relacionados con esta religión, son la Iglesia de Hripsimé (618 d.C) o los Jardines de Echmiadzin.

Khor Virap

Posiblemente uno de los monasterios más importantes de armenia, traducido del armenio significa mazmorra profunda. Un enclave de gran importancia para la historia en Armenia. Por una parte, es el lugar más cercano al monte Ararat, que como sabemos es el lugar donde Noé arribó con su arca llena de animales según el Viejo Testamento. Curiosamente, está considerado como el símbolo más importante para el pueblo armenio, pero desde 1920 se encuentra dentro de Turquía.

Otro momento histórico se refiere al encarcelamiento de Gregorio el Iluminador durante 14 años antes de sanar al Rey y fundar la iglesia armenia. Gracias a esto, en el 301, este país pasó a convertirse en el primero oficialmente cristiano de la historia.

Otros lugares de interés en Armenia

Es un país pequeño, pero como estamos comprobando con un buen puñado de lugares interesantes. Algunos ejemplos son; Areni, donde se establece la zona vinícola de Armenia, y tiene el privilegio de contar con la bodega y el zapato más antiguo de la historia. El monasterio de Noravank merece la pena una visita por el lugar natural donde se encuentra ubicado, el espectacular valle de Amaghu y la cueva de Mozrov, con más de 300 metros de profundidad, por lo que es mejor visitarla con expertos en espeleología o guías de la zona.

Más lugares de belleza natural son Jermuk, una zona de montaña con fuentes de agua caliente y balneario. Goris -Tatev que es la región más montañosa del país, y, por lo tanto, un lugar con unas vistas de gran belleza.

La zona de Zorats Karer es famosa por poseer un lugar arqueológico de gran valor. Conocido como el Stonhenge armenio, se compone de un gran campo de menhires colocados en forma circular, que se cree fue un observatorio astronómico de hace unos 7500 años de antigüedad, lo que lo convierte en el más antiguo de la historia descubierto hasta el momento.

Si gustan las cosas antiguas, en Ughatsar, a unos escasos 15 kilómetros de los menhires, se localizan una serie de petroglifos esculpidos en mas de 2000 rocas. Dibujos que representan escenas de caza, figuras geométricas, calendarios, animales…

En Goris se encuentra el monasterio Tatev, ubicado en el espacio natural más espectacular. Y es que está encaramado sobre una cornisa que se asoma vertiginosamente a la garganta del río Vorotán. En este lugar se construyó en 2010 el telesférico Wings of Tatev para unir el pueblo de Kalidzor con el monasterio, obteniendo el récord Guiness al funicular de doble cable sin paradas más largo del mundo (5750 metros).

Más lugares para visitar son el lago Sevan, uno de los lagos de alta montaña más grandes del mundo, el cementerio de Noratis, con más de 900 jackar (piedra conmemorativa grabada exclusiva de arte armenio en el que se transcriben detalles del fallecido), es parte del Patrimonio Inmaterial de la Unesco, el parque Ijevan Sactuary, que es un área de vida salvaje protegida, entre otros.

Y ciertamente, nos quedan muchos más espacios que enumerar en este viaje, pero todas ellas las puedes conocer en los viajes a Armenia que te ofrecemos en Paso Noroeste. No esperes más, descubre nuestros viajes de aventura y prepárate para vivir una experiencia única mientras viajas.  

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + uno =