Emplazado entre Arusha (la capital del norte de Tanzania, desde donde parten las expediciones para ascender el Kilimanjaro) y el afamado parque nacional del Serengeti, en plena falla geológica del Gran Valle del Rift, se encuentra el cráter del Ngorongoro.

El cráter del Ngorongoro

El cráter del Ngorongoro

El fondo del cráter del Ngorongoro se encuentra emplazada a una altura de 960 metros, y tiene una extensión de 18 x 21 kilómetros, encerrado entre unas murallas de 600 metros de altura y rodeado de montañas de más de 3000 metros. Y es sin duda alguna uno de los mejores lugares del planeta para avistar fauna salvaje, y es que se calcula que en el cráter conviven (no siempre pacíficamente) unos 25.000 mamíferos, y es la zona delimitada de menor extensión en la que es posible encontrar a los 5 Grandes (león, elefante, rinoceronte, búfalo y leopardo)

Elefante en el Ngorongoro

Elefante en el Ngorongoro

Y es que además de su espectacular paisaje y las impresionantes escenas de fauna salvaje, el cráter ha tenido una gran importancia desde comienzos de la humanidad, y es que aquí se han encontrado restos de homínidos de hace 1.750 millones de años (el Australopithecus Boisei) es por ello que la Zona de Conservación del Ngorongoro es un área protegida.

Masai con su rebaño en las laderas del Ngorongoro

Masai con su rebaño en las laderas del Ngorongoro

Ya a finales de los años 20 se prohibió cazar en el cráter y se creó la reserva de caza del Serengeti. En el año 75 se prohibieron los cultivos en el interior del cráter y en el año 79 formó parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y en el 81 como Reserva de la Biosfera para proteger su riqueza natural que convive con la cultura masai, cuyos pobladores habitan en las laderas del volcán. Y es que no es raro verlos pastoreando envueltos en sus llamativas mantas de cuadros escoceses (fruto de su pasado colonial inglés)

Numerosa fauna puebla la base del extinto volcán

Numerosa fauna puebla la base del extinto volcán

Visitar el cráter no es una actividad muy económica, ya que la entrada al parque cuesta 50$ más los 40$ que cuesta entrar el vehículo (que suben hasta los 300$ dependiendo del peso del mismo) A parte hay que contratar un guía para bajar al cráter que cuesta 200$ por coche. Y si quieres hacer fotografías hay que pagar un suplemento de 100$ (aunque te incluyen los 50$ de entrada), por lo que 4 personas con un coche que quieran hacer fotografías deben abonar 160$ per cápita.

Existen varios alojamientos en el parque, principalmente en laderas superiores del cráter, abarcando desde sencillos campings con infraestructuras muy básicas que van desde los 30 a los 50$ por persona y noche, hasta los lodges, con precios por habitación doble desde los 250$ hasta los 700$

Camino de bajada al cráter

Camino de bajada al cráter

El parque está abierto desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde, y la bajada al cráter tiene tan solo 3 posibles rutas:

                                  • Seneto (sólo de bajada)
                                  • Lerai (de subida)
                                  • Lemala (de ambas direcciones)

y no se pueden sobrepasar los 25 km/h a riesgo de añadirle al precio una suculenta multa.

No es una actividad económica, pero visitar uno de los paraísos perdidos de la tierra, bien merece un esfuerzo, no solo por disfrutar de la belleza del paisaje, sino por la posibilidad de ver tanta fauna salvaje en el interior de esa jaula natural que es el cráter del Ngorongoro.

 

¿Quieres viajar a Tanzania con Paso Noroeste?

Leonas esperando a su presa

Leonas esperando a su presa

Las laderas del cráter

Las laderas del cráter

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =