Uno de los viajes que tengo pendientes en la cartera de los sueños es el de cruzar de este a oeste el outback australiano. En algún momento de mi vida, cuando disponga de tres meses sabáticos emprenderé la aventura, pero no de norte a sur, como lo intentaron en 1860 los malogrados Robert O´Hara Burke y William John Willis, ya que hoy en día la impecable carretera 87 facilita bastante las cosas, sino de este a oeste, de Perh a Cairns, adentrándome en el corazón del outback. Pero a diferencia de los mencionados exploradores de hace 150 años, (lo siento pero yo no estoy hecho de ese calibre) en vez de utilizar caballos y camellos, ya me buscaré un 4×4 que me permita disfrutar del viaje y no acabar con los huesos pulidos por el sol como la mayoría de los 19 hombres que formaron la mítica expedición.

Perdidos en el outback

Para los que nunca se han planteado emprender un viaje a Australia, permitidme que os “coma un poco la oreja”, ya que ese país-isla-continente resulta tremendamente fascinante, y muy especialmente desde mi punto de vista, el outback, una zona del país no muy habitual dentro de los viajeros que realizan el esfuerzo de saltar a la otra punta del globo. Pero si me dejáis que desde aquí rompa una lanza a favor del territorio que quizá solo conozcáis por películas como Australia o Cocodrilo Dundee. Cuando aludimos al outback , también denominado “Nunca Nunca” o “Muy muy lejos” nos referimos a la inmensa mayoría del país, ese vacío de color rojizo de más de un millón y medio de kilómetros cuadrados que se extienda más allá de las fértiles zonas costeras donde habita más del 90% de la población australiana y tan solo los spinifex, (un arbusto que crece en estos eriales) los canguros, varias especies de serpientes y los aborígenes consiguen sobrevivir a este clima.

Una experiencia apasionante para descubrir el outback es revivir con el confort del siglo XXI la ruta que discurre de norte a sur que trataron de abrir O´Hara y compañía. Comenzar desde el humedal tropical de Darwin, capital del salvaje Northern Territory y adentrarte 1500km en territorio indómito hasta alcanzar Alice Springs, emplazada en el ombligo del país, para posteriormente añadir 350km más hasta alcanzar Uluru, el famoso monolito de roca y emblema del país junto a la ópera de Sidney y del que otro día hablaremos. En un principio confieso que semejantes kilometradas, hasta a mi me asustaron, pero al igual que el resto de mis compañeros de viaje, fue sin duda una de las experiencias más auténticas. Es cierto que cruzar el desierto supone horas muertas cruzando un paisaje infinito amenizadas con charlas insólitas y de lo más variopintas con tus compañeros, momentos de meditación personal amueblando el trastero de nuestra cabeza y alguna que otra cabezada furtiva, pero al final te vas dando cuenta de las sorpresas que van surgiendo en ese océano rojo.

Ejemplo de Road Trains

Al principio todo es fascinación ante el paisaje que se nos abre ante nosotros. Un campo cobrizo salpicado por resecos spinifex bajo un azul intenso hasta donde acaba la vista, y delante nuestro una carretera trazada con tiralíneas tan solo perturbada cada poco tiempo por algún loco como nosotros o por los famosos “Road Trains” o trenes de carretera, que no son sino inmensos camiones que remolcan tres o cuatro remolques, formando un vehículo de más de 50 metros de longitud.

De vez en cuando y para romper la monotonía del ambiente o refrescarnos del calor, existen una serie de pubs construidos en los años 30 y convertidos en excéntricos lugares de peregrinaje. Como no deben de pasar muchos clientes, se han dedicado a transformar los locales en extraños museos que hacen que la parada resulte de lo más amena, como así resulta en el famoso Daily Waters Pub, un extraño bar fundado en 1930 y emplazado cerca del cruce de la Stuart con la Carpentaria Higway y que su extravagancia no es otra sino cientos de prendas de vestir cubriendo cada centímetro de local. Todo tipo de camisetas, sandalias o ropa interior amenizan el refrescante refrigerio. Hasta puedes dejar tu souvenir particular bajo el pago de una pequeña tasa que ayuda a sufragar una ONG local. O como el que nos encontramos en la antigua estación de telégrafo al norte de Tennant Creek, el Barrow Creek Pub, otro estrafalario bar de carretera que acumula recuerdos de todos los que han pasado por allí en los último 80 años y dejan un billete en sus paredes para pagarse la próxima cerveza cuando regresen por esos andurriales.

El Pub Daily Waters

En los alrededores de la perdida Tennant Creek se encuentran las Devils Marbles o canicas del diablo, unas redondeadas rocas de granito de color rojizo, que según la leyenda aborigen son los huevos de la Serpiente del Arco Iris que es la creadora de los valles, montañas y ríos, y toman especial belleza en las primeras y últimas horas del día, cuando el sol está más cerca del horizonte.

Poco más queda para llegar hasta Alice Springs salvo cruzar el Trópico de Capricornio y el haber disfrutado de un par de días cruzando el legendario outback, gozando sus paisajes infinitos, compartiendo una cerveza fría junto a sus peculiares pobladores o por que no, buscando una apartada área de descanso entre las numerosas que encontraremos en la carretera y disfrutar de una de las mejores noches estrelladas de nuestra vida en el corazón de Australia.

5 comentarios
  1. lorena
    lorena Dice:

    Sí, lo entiendo, es un nombre distinto, pero aunque parezca extraño el término el Uluru es considerado el ombligo del mundo, y cómo no si es el lugar sagrado de sus nativos australianos, inclusive no es permitido tomar fotografías en aquel sitio, sin embargo al borde del parque se encuentran otras alternativas para pasar un maravilloso tiempo en esta zona. Aquí les dejo algo al respecto que de seguro les va a encantar http://mundoviajes.portalmundos.com/australia-uluru-el-ombligo-del-mundo/

    Responder
  2. Eldon
    Eldon Dice:

    I’ll immediately grab your rss feed as I can not find your e-mail subscription link or newsletter service. Do you’ve any? Please allow me realize in order that I may just subscribe. Thanks.

    Responder
    • Dr. Livigstone
      Dr. Livigstone Dice:

      Hi Eldon! You can subscribe to our blog. On teh let side, under the “entradas Recientes” you can see “Suscribir a Blog”. There if you write your email can receive all the new post we write. Greetings

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. “Outback”: La Australia despoblada | Pensando el territorio dice:

    […] https://www.pasonoroeste.com/blog/?p=85 […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 14 =