China está llena de rincones naturales impresionantes, y uno de ellos es sin duda la Garganta del Salto del Tigre. Este es un paisaje como pocos en el mundo, donde el rugir del agua es parte de la experiencia y los planos inclinados del terreno, una versión inédita de una perspectiva general invertida por la naturaleza, en la que un río salvaje invirtió mucho tiempo para conformarla.

La Garganta del Salto del Tigre es un paso muy angosto que se abre paso entre montañas surcado por el río Yangtsé a su paso por el norte de la provincia de Yunnan, limítrofe con Birmania. Se trata de uno de los atractivos naturales del interior del país que los occidentales descubrieron hace menos de tres décadas en los primeros viajes a China post Mao y lo declararon patrimonio de la Humanidad en el año 2003.

Panorámica de la Garganta del Tigre

Panorámica de la Garganta del Tigre

El origen de la Garganta del Salto del Tigre si nos ceñimos a las leyendas locales, se debe que en el paso más estrecho del río, que tiene unos 25 o 30 metros, donde un tigre huyó del acoso de un cazador ¡saltando al margen contrario del río!

Independientemente de cuanto midiera el salto del felino, sí que es cierto que se trata de la garganta fluvial más profunda del mundo. Y es que el río Yangtsé, que en esta zona se llama Jinsha Jiang, es un turbulento curso de agua que se abre paso durante 15 kilómetros entre dos escarpes colosales, el pico Yulong Xue Shan y el Haba Xue Shan, ambos superando largamente los 5.000 metros de altura, creando un desnivel desde las cimas al río de 3.900 metros.

La fuerza del río

La fuerza del río

Una visita a la Garganta del Tigre ofrece numerosos atractivos para el viajero ávido de nuevas experiencias. Desde realizar un tranquilo paseo en coche por la carretera que bordea el río, pudiéndote parar en los miradores a contemplar la sobrecogedora fuerza del río, hasta realizar alguna excursión por los senderos que recorren la zona media de la garganta.

Las excursiones pueden resultar algo duras, sobre todo en el tramo de las temibles “28 curvas”, pero para los menos en forma siempre podrán alquilar un burro a los numerosos locales de la etnia Naxi que transitan por la zona para conseguir superar la dura ascensión a lomos de una montura. Una vez superado ese tramo, la excursión es más relajada, más llana, con espectaculares vistas sobre las cimas nevadas, el fondo del río y de las numerosas cascadas que descienden de las alturas..

El camino asciende poco a poco

El camino asciende poco a poco

En algún tramo, el sendero se puede volver algo angosto y si ha llovido recientemente, algo peligroso, por lo que no está de más el extremar las precauciones en los pasos más expuestos.

La excursión se puede alargar por varios días, ya que se pueden encontrar algunos pequeños hoteles diseminados a lo largo del camino, con buenas comidas calientes y mejores vistas.

Vistas desde el alojamiento

Vistas desde el alojamiento

La Garganta se encuentra entre las poblaciones de Lijang y Dali, pudiendo desplazarte desde ambas poblaciones tanto en autobuses locales o taxis hasta el comienza de la garganta para realizar la excursión. Estas poblaciones también merecen mucho la pena visitar, y es que esta zona de China, todavía no muy conocida para el turismo occidental, ofrece algunos de los mejores rincones del país. Pero estos los narraremos en futuras publicaciones…

De momento, si lo que quieres es recorrer la Garganta del Tigre, Paso Noroeste en su viaje a China de de Tibet a Hong Kong te lo pone fácil…. ¡Contacta con nosotros y descúbrenos!

Vistas del río

Vistas del río

Compartiendo camino con los locales

Compartiendo camino con los locales

Paso aéreo

Paso aéreo

Atravesando cascadas

Atravesando cascadas

Miradores desde la carretera

Miradores desde la carretera

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − cuatro =