Viajes de aventura a China

Un viaje por China deja fascinado al más intrépido de los viajeros. La modernidad converge con las tradiciones, los neones de los rascacielos se codean con los templos budistas, los hoteles de lujo se erigen cerca de los palacios imperiales y las grandes avenidas repletas de coches se evaporan entre la tranquilidad de los sinuosos hutongs. Y lo más fascinante de un viaje a China es poder comprobar el cambio que está sufriendo el gigante asiático, el poder comprobar de primera mano el frenesí industrial desbocado con la paz y solace de las zonas rurales, el contraste entre las abarrotadas ciudades y la paz que se respira en los paisajes rurales. Y eso solo se puede comprobar saliendo del circuito de "sota, caballo, rey" y lanzarse en un viaje de aventura a conocer la China profunda.