¿Te has fijado alguna vez que en los aviones rara vez suele encontrarse la fila numero 13? Aunque si bien es cierto, estas supersticiones varían enormemente entre culturas y países. En nuestro país es común ver ofertas a 9,99, pero en cambio en Japón el número 9 es el número de la mala suerte ya que su pronunciación suena como “sufriendo”. Algo curioso sucede en China donde el 666 no evoca al demonio sino que su pronunciación parece que suena a algo así como “las cosas fluyen suavemente” y es considerado como una cifra de buena esperanza.

No existe fila 13 en los aviones

No existe fila 13 en los aviones

Otro numero que en Asia tiene otra connotación es el número 4, que en China y Japón representa la muerte, por lo que muchas compañías tratan de evitarlo en sus números de teléfono. Un ejemplo de esta superstición es como en sus cámaras de fotos, Fuji saltó del modelo 3 al 5, evitando el modelo 4.  Y Canon presentó su Powershot G15, saltándose los modelos 13 y 14.

Y es que en Asia son muy supersticiosos en cuanto a los números se refiere, y es que otra creencia curiosa referente a los números se puede llegar a dar si tienes la mala suerte de vivir en una larga calle de China en el número 7456, que en mandarín suena a “enfadarse” (qī-sì-wŭ-liù), probablemente tengas menos vecinos todavía que si vives en el número 250, que significa “imbécil”
Canon saltó de la G12 a la g15
Pero no todas las supersticiones tienen que ver con los números, y es que quizá el famoso “el del medio de los Chichos” aun seguiría entre nosotros si hubiera seguido las supersticiones vietnamitas, y es que en este país no está bien visto hacerse una foto en grupos de tres, ya que las creencias populares dicen que el de en medio morirá antes que el resto.

Otra práctica curiosa en los hoteles en Japón es que tienen muy en cuenta la práctica del Feng Shui de no enfocar el cabecero de la cama hacia el norte, que es como se suelen recostar los fallecidos en su funeral ya que es hacia donde viaja el alma tras abandonar nuestro cuerpo. Así los propietarios de los hoteles no se arriesgan a que los dioses del más allá se lleven a un huésped por equivocación.

Pero estas supersticiones no se extienden únicamente a Asia, y es que en Italia el 17 es un número maldito, ya que su caligrafía romana XVII se puede reordenar como VIXI, que significa “he vivido” o vamos.. ¡que ya estoy muerto!. De hecho, en las olimpiadas de invierno de Turín, a la curva 17 de la pista de Bobsleigh se la denominaba la “Sin Número”

El dios del fuego Pele

El dios del fuego Pele

En Australia los dioses aborígenes castigan a los turistas que se llevan rocas de su roca sagrada Uluru, lo mismo que si los que visitan Hawai se llevan arena negra o rocas volcánicas, que contienen el espíritu de Pele, el dios del fuego. Y varios estudios certifican las diferentes puñetas que les han ocurrido a este tipo de turistas que buscan souvenirs naturales en estas regiones…. Así que aténganse a las consecuencias….

Y en nuestro país, ya dice el sabio refranero popular que es lo que no hay que hacer los martes… Pero bueno, si tenemos un jugoso puente de sábado a martes, bien merece la pena arriesgarse, ¿no? Y es que lo bonito y divertido de los viajes es la diversidad de la que podemos disfrutar. Y lo mejor para ello, es no ser demasiado supersticioso y disfrutar de todos los números por igual.

¿Conoces alguna otra superstición?

Superstición

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =