isla de bohol

La Isla de Bohol es parada obligada antes de llegar a Filipinas o cuando se está descubriendo este país. Pero, por sí misma, ya es un destino que merece visitarse y disfrutar. Para los amantes de la naturaleza y de lo insólito, para una marcha nocturna, para el buceo o la gastronomía. Bohol merece la pena. Si no la conoces, ha llegado el momento de descubrir un rincón de nuestro planeta sin igual. En Paso Noroeste te ofrecemos viajes en grupo a Filipinas donde podrías visitar la Isla de Bohol con la ruta Las Islas Soñadas.

Chocolate Hills (colinas de chocolate)

Comenzamos nuestro paseo en Bohol por la que se considera su principal atracción, el emblema de esta particular isla. Buena parte del turismo filipino viene a este lugar atraído por la imagen de este extenso páramo cubierto por pequeños montículos de piedra caliza con una altura máxima de 50 metro.

Este lugar se ubica en la localidad del Carmen y, desde su mirador, se pueden apreciar las más de 1200 pequeñas colinas repartidas por una superficie de 50 km cuadrados. El nombre de chocolate se le asignó por el color de la hierba que los cubre, que cuando se seca tiene todo el aspecto de un campo sembrado de bombones. Una imagen insólita, irresistible, para los amantes del chocolate.

Buceo y snorkel

Las aguas transparentes y llenas de vida de la isla ofrecen un buen puñado de espacios ideales para practicar buceo y snorkel y quedarse maravillados con la fabulosa fauna y flora que esconden sus aguas.

Balicasag

Posiblemente el punto de buceo más atractivo e impresionante de aquellos buceadores que disfrutan y se sorprenden observando la vida marina. Desde todos los lugares del mundo vienen a contemplar la gran cantidad de peces de colores que por aquí deambulan, jugando a esconderse en el impresionante bosque de coral negro que tiene esta costa. También se tendrá la oportunidad de encontrar diferentes tipos de tortugas marinas, verdes y hawsbill, sobre todo. Es una zona altamente protegida, explicando así su fabulosa conservación. Esto quiere decir que hay que reservar una plaza de buceo de las 150 disponibles que ofrecen cada día.

Bohol y Panglao

No solo en Balicasag se puede disfrutar de lo lindo de estas dos actividades, también en Bohol y Panglao se localizan arrecifes multicolor repletos de fauna. No en vano, ambos espacios se ubican en el corazón del Triángulo de Coral.

Las cascadas de Bohol

Tierra adentro se presenta otro grandioso espectáculo fruto de la naturaleza más salvaje y pura. Entre bosques, montañas y ríos se dejan asomar saltos de agua, cascadas e incluso cataratas desde las que saltar si se reúne el valor suficiente. Espectáculos sonoros y visuales que dejan sin aliento.

Las más populares y espectaculares son las que se detallan a continuación.

Can-Umantad falls, en Anda/Candijay

Las más altas de toda Bohol, con 45 metros de caída, también son las más espectaculares. Además de poder darse un baño en la fresca poza que recibe esta catarata, como si se tratase del escenario de una película, detrás de la cortina de agua hay una pequeña cueva que puedes explorar. Son muy populares, fácil de llegar y habilitadas para el turismo, con una serie de cabañas alrededor donde comer y dejar la ropa.

Ingkumhan Falls y Pahangoo falls, en Dimiao

Todo Dimiao tiene numerosos espacios atractivos para el turista, incluidas algunas de las mejores cascados de Bohol. Entre ellas, destaca las Ingkumhan falls, que consta de una caída de 8 metros de alto por 10 metros de ancho, en una fabulosa piscina natural de agua turquesa rodeada de vegetación y una pared con estalactitas y musgo para ambientar, aún más, un escenario lleno de magia natural.

Las Dimiao Twin Falls, como también se conoce a las Pahangoo falls, son cascadas gemelas algo más al norte que las mencionadas anteriormente, con una altura de 25 metros. Si preguntas cuál es el lugar más seguro para caer, puedes saltar desde lo alto de esta cascada.

Pangas Falls y Busay Falls, en Loboc

Las más visitadas por encontrarse muy cerca de las colinas de chocolate son las Pangas falls. No son muy altas, pero su amplitud las hace igualmente sorprendentes. Su caudal es elevado, por este motivo han puesto un par de cuerdas para que no te arrastre la corriente. Tiene una pequeña playa de piedra para tumbarse y tomar el sol.

Por su parte, hasta Busay falls se puede llegar con un agradable paseo en barco por el río. Como acción de aventura, es posible contemplar estas cascadas desde la tirolina que ofrece el Loboc Ecoturism Adventure Park, que pasa justo por encima.

Mag Aso Falls, en Antequera

Hacia el oeste de la isla también esperan algunas cascadas de gran belleza. Estas, en concreto, tienen 8 metros de altura, mucha vegetación y una piscina natural ideal para el baño. Para llegar a ellas, hay que darse una buena caminata y subir por 197 escalones hasta llegar a un mirador para obtener una buena perspectiva de esta caída de agua. Detrás de ella, también hay una cueva.

Camugao falls y Kawasan falls, en Baliliham

Por último, en este breve recorrido de cascadas en Bohol, la imponente caída de Camugao falls en un anfiteatro de grandes proporciones que crea una de las piscinas naturales más grandes de la isla. Se llega hasta este espectacular rincón caminando por un frondoso bosque y varios arrozales. El lugar tiene cabañas para hacer más cómoda la estancia.

La cercana Kawasan fall merece también una visita, aunque no es muy grande el entorno, sí que merece la pena.

Las playas de Bohol

Aunque se han comentado algunos lugares para el buceo, las playas no tienen por qué estar destinadas a esta práctica y guardan otros muchos encantos. Y es que las playas de Bohol son paradisiacas, limpias, salvajes y vírgenes, una maravilla para los ojos que saben apreciar la naturaleza en todo su esplendor.

La zona de Anda ofrece un recorrido por las más bonitas de Panglao, con poca gente y con posibilidades de ver y disfrutar si nos internamos un poco en la selva de cuevas, cenotes, cascadas y terrazas de arroz.

Panglao es en sí una muestra de playas de gran belleza tropical, desde Doljo Beach hasta Dumulan Beach, pasando por San Isidro Beach o Alona Beach. Arenales blancos, aguas cristalinas, vida y color bajo sus suaves olas… así como una buena oferta turística sin llegar a abrumar y romper la línea paisajística.

Bohol es, en definitiva, una isla encantada, mágica, que ofrece al turista naturaleza y vida a raudales. Si estas pensando en viajar hasta aquí, hazlo con nosotros, con Paso de Noroeste y descubrirás una nueva forma de hacer turismo, más cercana y verdadera. Ven a Filipinas o directamente a Bohol, visita nuestra web y mantente informado de nuestra próxima salida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =