Importante: ¿Qué son los viajes Activos PASO NOROESTE?
Los viajes ACTIVOS de Paso Noroeste van un paso más allá de los viajes de aventura tradicionales. Incluimos un añadido de actividades deportivas opcionales -tú decides si hacerlas o no- de modo que aprovechamos lo que nos ofrece el país para incrementar en salud, descanso y cuidado del cuerpo y la mente.
Rafa, el coordinador, es Licenciado en Actividad Física y dispone de un 'menú' de actividades para ofrecer al viajero de modo que el viaje sea más activo y muy divertido. Visitamos el país con la filosofía de Paso Noroeste y volvemos más sanos de lo que nos fuimos.
Y lo mejor de todo es que no necesitamos estar en plena forma para realizar un viaje Activo de PASO NOROESTE. Sin embargo, sí será necesario tener una forma física mínima para poder realizar las caminatas por la selva o, al menos poder montar en bici mientras se visita una ciudad..
 

EL REINO DE LAS TERRAZAS DE ARROZ Días 1 a 6

Filipinas es un archipiélago constituido por más de 7000 islas, en nuestro viaje exprimimos lo máximo que nos puede dar el país.

Manila, nuestra primera parada, nos recibe frenética y caótica. Un conglomerado monumental de motos, coches, y jeepneys -coloridos vehículos desechados de la segunda guerra mundial  utilizados hoy en día como autobuses- se agolpan por sus amplias avenidas. Sin duda es una ciudad curiosa, con barriadas de rascacielos y suburbios de chabolas, todos conviven en esta metrópoli de más de 11 millones de habitantes.

Tras disfrutar del casco antiguo de la capital, nos dirigiremos rumbo al norte de Luzón. El norte de la isla es una de las zonas más espectaculares del país. Tras unas cuantas horas de bus estiraremos las piernas haciendo senderismo en Banaue, probablemente la capital mundial de las terrazas de arroz y sin lugar a dudas uno de los rincones más espectaculares de toda Filipinas. Usando esa población como campamento base recorreremos el resto de la zona para recrearnos en los diferentes anfiteatros de terrazas que lo rodean. Comprobaremos nuestra capacidad de negociación para alquilar un transporte que nos lleve a Hapao para posteriormente dirigirnos a Batad, uno de esos rincones cuya belleza te deja sin aliento: una pequeña aldea en la ladera de preciosas terrazas de arroz con todas las tonalidades de verdes.  Uno de los lugares más espectaculares ya no de Filipinas, ¡sino del mundo entero! Serán un par de días de andar por las montañas y dormir en un pequeño pueblo local donde ni siquiera llega la señal del móvil. 


ENTRE CASCADAS Y BARCOS HUNDIDOS Días 7 a 12

Nuestro siguiente destino será la agradable localidad de Sagada, donde disfrutaremos un par de días realizando excursiones por los alrededores, visitando los conocidos ataúdes colgantes -los animistas de esta zona llevan siglos colgando a sus difuntos de escarpados acantilados, para posteriormente homenajearlos con pantagruélicas celebraciones- y recorriendo sus espectaculares cuevas, quizá una de las actividades más divertidas del viaje.

Retomamos viaje de nuevo al sur, y tras una larga tirada de bus, cogeremos un avión rumbo a Coron, una de las mecas del submarinismo del mundo, y es que en la segunda guerra mundial se hundieron en esta aguas hasta 10 barcos japoneses, alguno visible incluso haciendo esnórquel. Aquí los que sepan bucear, podrán disfrutar de lo lindo. Los que quieran aprender, podrán sacarse alguna titulación, y los que prefieran quedarse en la superficie podrán visitar las playas vecinas para disfrutar del Mar de China con calma.   


EL PARAISO EXISTE Días 13 a 18

Pero las delicias playeras no acaban aquí. Tras un viajecito en barco, llegamos a El Nido. Si existe un paraíso terrenal, este se encuentra al norte de la isla de Palawan. Playas paradisíacas rodeadas de palmeras, laberintos de roca kárstica que emergen de las aguas azul turquesa, arena blanca, paseos en barco, agradables restaurantes, puestas de sol, competiciones deportivas en la playa, más esnórquel y alegre vida nocturna... ¿realmente estás buscando algo más?

El Nido da para muchos días, de hecho sorprende la cantidad de extranjeros que se han quedado allí a vivir, pero nosotros disfrutaremos durante tres días de sus excursiones y playas antes de dirigirnos hacia Puerto Princesa, desde donde cogeremos un vuelo de regreso a Manila y de allí a casa.


¿ESTOS VIAJES SON PARA MÍ?
Para que tengas una idea aproximada sobre cómo son estos viajes y que no te dé "miedo" apuntarte, aquí os dejamos un ejemplo de lo que pueden ser las actividades que se realizarán cada día:
Día 1. Llegada a Manila. Descanso.
Día 2. Visita a Manila. Juego de orientación por el casco histórico.
Día 3. Visita Hapao. Senderismo hasta las piscinas de aguas termales.
Día 4. Senderismo por las terrazas de arroz. Taller de estiramientos. Dormir en la montaña.
Día 5. Senderismo por las terrazas de arroz. Descanso.
Día 6. Llegada a Sagada. Taller de entrenamiento “sin equipo en casa”.
Día 7. Visita a las cuevas de Sagada. Espeleología.
Día 8. Visita a las tumbas de los animistas y cascadas. ¿Cuántos pasos has dado?
Día 9. Viaje a Corón. Llegada y estiramientos o pilates.
Día 10. Coron. Buceo.
Día 11. Coron. Buceo o esnórquel o taller de relajación.
Día 12. Corón. Buceo o esnórquel o ruta motera a las playas cercanas.
Día 13. Salida hacia el Nido. Yoga o masaje.
Día 14. El Nido. Visita a las islas cercanas. Esnórquel.
Día 15. El Nido. Competiciones deportivas en la playa.
Día 16. El Nido. Taller de cocina.
Día 17. El Nido. Descanso y último de día de playa
Día 18. Vuelta a Puerto Princesa.