EL ORIGEN DEL MUNDO Días 1 a 6

Lima es una ciudad de grandes contrastes. Un hervidero de gente aglutinada en una de las mayores urbes del mundo. Repleta de museos, iglesias y edificios coloniales, el primer día podremos aprovecharlo para descansar del viaje y explorar algunos de los rincones más interesantes de Lima como pueden ser la plaza de San Martín, la Plaza de Armas y la Vieja Ciudad, antes de coger el autobús con el que, tras cruzar las áridas llanuras que corta la autopista Panamericana, llegaremos a Nazca, conocida mundialmente por sus misteriosas Líneas con extraños dibujos, solo apreciables desde el aire y atribuidos a vida extraterrestre.

Existe la posibilidad de sobrevolar las líneas sobre el desierto contemplando espléndidas vistas o también visitar un antigua cementerio Preinca por los alrededores. Nuestro siguiente destino será Arequipa, al que llegaremos tras un viaje en un autobús nocturno que bordea toda la línea costera del sur de Perú.


A TRAVES DE LOS ANDES Días 7 a 14

Arequipa: Situada a 2325 m sobre el nivel del mar es la segunda ciudad más importante de Perú. Rodeada por las montañas de los Andes y bajo la sombra del volcán El Misti, podremos relajarnos en la ciudad o visitar el tranquilo Monasterio de Santa Catalina. Para los más atrevidos tenemos reservada una excursión al cañón del Colca, uno de los cañones más profundos del mundo con unas vistas que nos quitarán el hipo y uno de los mejores enclaves donde poder contemplar al cóndor andino, la mayor ave del planeta.

Seguimos nuestro viaje a través de los Andes hasta la ciudad de Puno en las orillas del Lago Titicaca, el más alto del mundo. Ver las luces sobre el lago al anochecer es una experiencia que no olvidaremos en el resto de nuestra viajera vida. No desaprovecharemos la oportunidad para embarcarnos en un bote para visitar la etnia Uros que habitan en islas artificiales construídas a base de totora, y la isla Taquile donde descubriremos la vida rural peruana con posibilidad de alojarnos en una de las casas locales y poder disfrutar de la paz y tranquilidad que se respira en una de las islas que emergen en mitad del lago.

Durante el trayecto a Cuzco tendremos la oportunidad de contemplar espectaculares paisajes naturales a través de la región del Altiplano peruano.


EL IMPERIO Días 15 a 24

Y por fin nos espera Cuzco: una preciosa ciudad colonial que ofrece antiguas ruinas en sus proximidades, museos, iglesias y una atmósfera muy amable.

Desde aquí nos faltarán Días para poder contemplar todas las riquezas que estas antiguas tierras incas nos ofrecen. Realizaremos una excursión con un guía local que nos explicará todos los rincones del valle sagrado, como por ejemplo la pintoresca ciudad de Ollantaytambo, o las ruinas de Pisac, Moray o Chinchero.

Desde Cuzco también nos aventuraremos a conocer la, ya famosa, montaña de 7 colores o como la conocen los locales Vinicunca. El madrugón y sus 1000m de desnivel bien merecerán la pena por poder disfrutar de esta maravilla que nos dejará boquiabiertos, al igual que los increíbles paisajes de montaña que nos acompañarán durante todo el camino. 

Y la excursión más esperada. Podremos tomar un tren temprano por la mañana a través del Valle de Urubamba hacia Aguas Calientes, y disfrutar del magnifico escenario natural hasta la mañana siguiente para con las primeras luces del sol contemplar la Ciudad Perdida de los incas. Visita de las ruinas de Macchu Pichu para conocer un poco más en detalle la historia de los Incas para posteriromente regresar a Cuzco en tren durante la tarde.

Podremos relajarnos de la marcha en Cuzco o divertirnos con las múltiples posibilidades que ofrece para andar en bicicleta de montaña, practicar rafting o montar a caballo. Desde Cuzco tomaremos un vuelo que nos deja de vuelta en Lima, para posteriormente regresar directamente a Madrid.