LOS GRANDES SAFARIS Días 1 a 7

¡Comenzamos una nueva aventura africana! Aterrizaremos directamente en Kilimanjaro y nos dirigiremos a Arusha, a la sombra de la montaña más alta de Africa con 5.681 metros, y su vecino el Monte Meru, de 4.566 metros. Nos tomaremos el primer día con calma para adaptarnos al estilo africano y al día siguiente nos embarcamos en un safari privado de cinco días para explorar dos de las grandes joyas africanas, el parque del Serengeti y el cráter del Ngorongoro.

Durante estos cinco días podremos contemplar los grandes mamíferos africanos en su medio natural. Comenzaremos visitando el Parque de Tarangire, que aunque menos conocido que sus vecinos, es hogar de elefantes, girafas, antílopes, leones y numerosas variedades de pájaros. Nuestra siguiente parada serán las llanuras del Serengeti, donde podremos contemplar a los cientos de miles de ñúes en su perenne migración alrededor del río Mara, mientras los depredadores siempre están al acecho y durante dos noches acampados en nuestras tiendas de campaña en el “hotel de las mil estrellas” podremos escuchar los sonidos de la noche africana... ¡Toda una aventura!

Nuestra última parada será el cráter del Ngorongoro, una cárcel natural de espectacular belleza, donde miles de animales comparten el fondo del cráter en la continua batalla por la alimentación y la supervivencia. Leones, jirafas, rinocerontes, cebras y búfalos comparten el mismo espacio, y tras acampar en un campamento con espectaculares vistas del cráter, al día siguiente nos lanzaremos a la exploración del fondo del extinto volcán del Ngorongoro, ¡la zona delimitada de menor extensión en la que es posible encontrar a los 5 grandes! 



DE LAS FALDAS DEL KILIMANJARO A LA GRAN CIUDAD Días 8 a 13

Disfrutaremos un día por las faldas del Kilimanjaro, pudiendo visitar las poblaciones Chaqqa de los alrededores de Moshi o explorar la cascada de Marangu, para al día siguiente poner rumbo a Dar es Salam, la capital económica del país. Pero para que el viaje no se haga tan largo, haremos un alto en la aldea de Lushoto, al pie de las montañas Usumbara, aprovechando para explorar este bello rincón del país.

La tarde en que lleguemos  aprovechamos para contemplar el atardecer desde el mirador de las Usumbara, un balcón natural que se suspende sobre el valle casi un kilómetro bajo tus pies. Al día siguiente podremos pasear por el bosque de Magamba, aprender con nuestro guía de la vegetación local y como se usa para la medicina local, además de tratar de encontrar al camaleón de dos cuernos, endémico del lugar. En esta zona del país podremos descubrir la Tanzania más tradicional, paseando entre las mujeres de la aldea que se acercan al pozo para buscar el agua necesaria para cocinar, llevando en equilibrio imposible sobre su cabeza bidones de varios kilos o acercarnos a un mercado de alguna de las aldeas de la zona donde poder descubrir las coloridas escenas locales que se dan: telas de vivos colores, se mezclan con tomates, ajos, recipientes de plástico y sandalias made in China apiladas sobre una estera.

Al siguiente día retomamos la carretera rumbo a Dar es Salam para desde allí embarcar en un ferry rumbo al paraíso tropical de Zanzibar. 


EL PARAISO TROPICAL Días 14 a 19

La soñada Zanzíbar.... Y es que este conjunto de islas guarda una belleza que afortunadamente aún está sin explotar. A parte de su capital Stone Town, patrimonio de la humanidad por su rica cultura swahili y repleta de encantadores cafés y restaurantes escondidos por su intrínsecos callejones, Zanzíbar es famosa por sus playas de postal, que a buen seguro no nos defraudarán. Basta con escaparse un poco de los polos turísticos para encontrarte en desiertas playas donde poder tumbarse a la sombra de una palmera y poder comer un delicioso pescado con vistas a un espectacular mar azul turquesa.

Desde aquí cogeremos el vuelo con regreso a casa.